¿CÓMO EVITAR UNA ABUSIVA SOCIEDAD DE CONSUMO?

Está claro que vivimos en una sociedad de consumo que cada vez está más descontrolada y nos afecta más negativamente. Parece que no somos conscientes de ello porque nos dejamos llevar fácilmente por las tendencias, la publicidad, la moda… La sociedad en la que vivimos y los medios de comunicación han conseguido inculcarnos unas ideas equivocadas que nos están arrastrando a una dependencia de un consumismo cada vez más desproporcionado con la situación económica que estamos atravesando. Ejemplo de ello es la carrera tecnológica que estamos viviendo; basta con que salga al mercado un producto más novedoso  que el que tenemos para volvernos locos y, aunque tenga prácticamente la misma utilidad, queremos adquirirlos a toda costa.

Image

En esta imagen vemos claramente como las personas tienden rápidamente a lo novedoso.

¿A quién le beneficia esta situación? ¿Somos realmente felices consumiendo en masa?

Las grandes empresas, tanto nacionales como multinacionales junto con los Gobiernos, son los principales interesados en que esta situación permanezca, ya que son los beneficiados por esta tendencia de consumir sin necesidad.

El mayor indicador de riqueza de un país es el PIB (Producto Interior Bruto), éste suma los bienes, servicios y productos pero no tiene en cuenta las enfermedades, los accidentes, los desastres ambientales…

Por tanto, este indicador parece reflejar claramente la situación económica de un país en un momento determinado pero, aún así, esconde una parte que no vemos, tiene deficiencias ya que sólo importa la cantidad de lo que se produce pero no la cualidad (es indiferente que se produzcan alimentos o armas), todo ello aumenta este dato. Tampoco tiene en cuenta el reparto de los bienes.

Lo que pretendemos aclarar con todo esto es que un aumento del PIB no siempre se traduce en una mejora de la economía del país, aunque está claro que su crecimiento siempre tiene una parte favorable. Aún así, sería más beneficioso para todos si este indicador tuviera en cuenta, también, todo los aspectos que verdaderamente afectan al bienestar humano.

El PIB en España aproximadamente desde 2008 hasta 2010 ha sufrido un decrecimiento, que puede ser debido en gran medida por la alta tasa de desempleo de nuestro país.

Image

Fuente: España Economía y Noticias

El empleo y el crecimiento o decrecimiento del PIB mantienen una relación directa. De todo lo que anteriormente hemos comentado se deduce que debido a la alta tasa de desempleo que existe actualmente, las familias disponen de menos recursos para consumir, esto acarrea que haya empresas que al producir y vender menos incurran en pérdidas económicas y se vean obligadas a reducir personal o incluso a echar el cierre, lo que provoca más desempleo y que el PIB disminuya.

Pues bien, todo lo que llevamos hasta ahora lo podemos simplificar en una frase: cuando la crisis se endurece, las inversiones bajan, el negocio se frena y hay que optimizar los recursos.

Estamos en un sistema sostenido en unas bases equivocadas, en el que en el momento que una pieza falla el resto se tambalea. Tenemos que cambiar la forma de pensar que tenemos.

¿Qué relevancia tiene este tema para el mundo laboral?

Uno de los  factores claves que determinan el éxito de una empresa en su sector es la constante innovación, que es un elemento básico de adaptación al mercado y de establecimiento de ventajas competitivas por parte de las empresas.

Por lo que las empresas para ser competitivas tienen que tener una capacidad de innovación tanto de productos como de procesos.

Esta situación de las empresas de tener que estar adquiriendo constantemente la tecnología más novedosa para seguir siendo competitivas, se ha trasladado en cierta manera a la vida diaria de las personas ya que tenemos esa conciencia de que si no tenemos lo más novedoso no estamos totalmente satisfechos.

Anuncios

19 pensamientos en “¿CÓMO EVITAR UNA ABUSIVA SOCIEDAD DE CONSUMO?

  1. La sociedad actual se caracteriza fundamentalmente por una “peculiar”, e incluso podemos decir, “extraña” forma de consumo. La sociedad del siglo xxi tiene un estilo de consumo conocido como “consumo de un sólo uso” o ” de usar y tirar”, es decir, que las personas tienen que poseer en todo momento los productos, los bienes,.. más innovadores y actuales posibles puesto que, en caso contrario, te etiquetan de persona “anticuada” e incluso te pueden calificar como persona” rara”. Con esta visión del consumo que tiene la sociedad española y la sociedad mundial estamos propiciando que, a un ritmo más acelerado del que pensamos, los recursos que posee la naturaleza y que en la mayoría de los casos no son renovables ni recuperables, se agoten y además, estemos contaminando ( con los residuos que el consumo de estos productos, bienes.. propicia) nuestro planeta. Si no queremos que el mundo entre en una espiral de destrucción, afectando a la calidad y al nivel de vida de la ciudadanía mundial, hemos de cambiar esta perjudicial forma de consumo. Las cosas no sólo se producen y se fabrican para un sólo uso sino que éstas están fabricadas y pensadas para durar mucho tiempo y sernos útiles independientemente de las veces que las usemos. Nunca es tarde para cambiar y menos cuando lo que está en juego es la pervivencia del ser humano y la existencia del mundo como tal.

  2. Nuestro sistema económico actual no es sostenible, necesitamos alcanzar un equilibrio productivo que nos permita mantener nuestros recursos naturales y nos garantize un crecimiento económico real que se vea directamente reflejado en el bienestar de las personas.
    El fenómeno del consumismo se extiende entre la sociedad de nuestros días, pero está en nuestras manos la posibilidad de plantear alternativas ecónomicas de crecimiento o al menos estamos en la obligación moral de velar por conseguir una legislación más estricta en lo que se refiere a la protección del medio ambiente. Independientemente de los evidentes problemas que supone una económía basada en el consumismo y en los sistemas de producción en masa, debemos preocuparnos por garantizar el futuro de nuestros recursos naturales, sobreexplotados en su gran mayoría. En mi opinión, la mejor forma de evitar el consumismo es cambiando los valores de cada persona, de manera que cada individuo debe poseer una manera de actuar responsable que le permita conocer que sus actos tiene unas consecuencias en la sociedad y en el medio en el que vive. Esta última idea parece imposible de conseguir a corto plazo, sin embargo creo que podría ser la base sobre la que sustentarse un conjunto de medidas que son necesarias llevar a cabo para frenar la actual tendencia consumista. La economía debe servir para
    abastecer a los seres humanos de los bienes y servicios necesarios para facilitar su día a día, el consumismo no favorece esta finalidad en todos los casos.

  3. Es importante destacar las consecuencias del consumismo:
    – Perjudica al equilibrio ecológico debido al exceso de consumo de recursos naturales y la contaminación.
    – Cambia el estilo de consumo, ya que todo es más accesible.
    – Ayuda a la mala distribución de la riqueza. Las empresas productoras tienen más y más beneficios, mientas que los consumidores suelen tener un nivel adquisitivo medio.
    – Al aumentar el consumo, aumentan los gastos de las familias. Además, los productos cada vez duran menos.
    – A nivel individual, las conductas consumistas son menos saludables y también se pueden convertir en enfermedades.
    El consumismo de la sociedad cada vez es mayor y todos tenemos herramientas para evitar caer en ello. A medida que se tiene mayor poder adquisito, se piensa menos en si lo que estamos comprando es realmente necesario.
    En definitiva, la educación que recibimos es muy importante para no crecer como consumistas.

  4. En mi opinión considero que más que el hecho de que tememos que nos etiqueten como anticuados. Existen otros factores mas determinantes que nos llevan a ese consumismo tan exagerado, uno muy importante a destacar es que a las empresas les interesan que los productos que nos venden tengan una vida no muy larga, es decir, que saben que por la composición de sus materiales o la estructura del mismo, no durará más de lo que consideren oportuno, haciendo asi que se vuelva a vender otro producto más innovador que salga posteriormente, para poner un ejemplo, los electrodomésticos de hace 40 años, todavía funcionan bien muchos de ellos, pero si compramos uno ahora no nos duraría más de 5 o 7 años.
    Después, a los gobiernos también les interesa mucho que se anime ese consumismo, para el aumento del PIB del país.
    Las personas han recibido una educación o un convencimiento en el cual se les ha transmitido que el hecho de poseer más cosas les hara más felices, por eso es muy importante, como ha citado mi compañera Ana, la educación que recibamos, para no caer en esas actitudes tan consumistas. ¡Que no nos creen una necesidad que realmente no tenemos!

  5. Es cierto que nos hemos vuelto consumistas, y que eso les conviene a unos cuantos, pero lo cierto y verdad es, que tal y como está diseñada la economía de nuestros días, ¡nos conviene a todos!, dado que si se consume más se produce más y si se produce más se contratan más personas y así se puede vender más. Pero, también es cierto que los recursos son limitados y que esta rueda no puede durar mucho, por lo que deberíamos buscar otra manera de crear empleo y riqueza, una manera que no sea mediante el consumismo abusivo y la destrucción de los recursos naturales.

  6. Estoy totalmente de acuerdo con vuestros comentarios compañeros. Llevamos muchos años siendo victimas de los productos, pudiendo remontarnos al taylorismo y fordismo el origen más lejano de esta era del consumismo masivo. Posteriormente con la aparición de las nuevas tecnologías la conclusión a la que llegaron fue que era más fácil producir que vender de manera que comenzaron a destinar todo su esfuerzo en la comercialización de los productos mediante la facilidad de financiación o la publicidad masiva.
    Ahí pienso está se encuentra el quid de esta cuestión, desde ese momento comenzaron a crearnos como bien decís una serie de necesidades de compra compulsiva, donde las personas quedaron a un lado para tomar protagonismo los productos y como no, apareció la moda.
    Lo que me parece increíble es como todos los ciudadanos, incluyéndome a mi misma, seguimos dejándonos influenciar por spots publicitarios y marcas, e incluso somos capaces de endeudarnos para conseguir tener ese último “chisme” que están anunciando a pesar de que sabemos que lo dejaremos guardado en el cajón en solo unos pocos meses para comprar otro que ha cambiado en 1 mm de grosor….
    Lo peor de todo, o lo mas realista, es que no podemos pedir a las productores no realicen publicidad o marketing disuasivo, evidentemente ese es su trabajo, pero tampoco logro entender como podemos seguir cayendo en esa trampa destructora de moral y sobretodo, de nuestro mundo, porque como comentáis, las consecuencias que tiene este consumismo masivo en el medio ambiente son brutales. Nos “hartamos” de ver documentales que nos enseñan cual es el daño ya hecho a nuestro mundo y nos dicen que este tipo de vida no es sostenible pero no nos lo creemos, o quizás es que pensamos que cuando se nos acabe este mundo podremos pedir un crédito para comprar otro

    Estoy totalmente de acuerdo con los comentarios que he

  7. Si a todos de acuerdo, por dar una cita famosa: “el consumo nos consume” no recuerdo quien lo dijo; es interesante analizar el ¿cómo y por qué seguimos cayendo?, simple y llanamente: no vemos más allá de lo que nos enseñan, el bombardeo masivo de los medios de comunicación a cualquier persona durante toda su vida le hacen pensar que todo va bien, como una burbuja en la que estuviera inmerso.
    Pero si existen alternativas y lo que es más han estado hay desde siempre: como siempre ha habido personas que criticaban al sistema.
    Aquí van algunas para que les deis un vistazo:
    http://huelva24.com/not/29827/el_plocc_manta_celebra_un_nuevo__mercao_de_arte__artesania_y_trocherias
    Un nuevo sistema en el que se vuelve al trueque aunque no de manera exclusiva y también para la cultura como:
    http://www.bookcrossing-spain.com/
    http://labioguia.com/labioguia/
    http://www.aulafacil.com/

  8. En la sociedad actual, prima un concepto que viene acompañado por otro: el consumo y el vil metal (el dinero). Quizás, nos ha tocado vivir, en una sociedad consumista por excelencia, una sociedad en la que se confunden los caprichos con la necesidad, obteniendo una sensación en la que hay siempre “algo” que te incita a comprar cualquier tipo de producto o servicio, aunque no lo necesites. Por lo tanto, es correcto que digamos que vivimos en una sociedad absolutamente consumista. Las grandes marcas, son sus métodos de marketing y publicidad hacen que nosotros veamos los productos como algo que no lo poseemos, lo necesitemos, bien porque no lo hemos tenido nunca, o bien porque dejo otro producto para probar ese otro que según nos cuentan, es de mejor calidad-precio o simplemente se adapta mejor a nostros y anuestras expectativas. Prácticamente, con esas técnicas, nos condicionan alterando nuestras decisiones, además de crear falsas esperanzas sobre el resultado que en un principio nos muestran. Vale todo con tal de manejarnos como marionetas, hasta alcanzar lo que ellos al adquirir el producto o servicio consideran lo último, las nuevas tendencias, lo más.
    Verdaderamente, todos, en mayor o menor medida nos dejamos manipular como “niños” cuando se nos muestran un producto que deseamos, y todos utilizamos la típica frasecilla de consuelo: “Una vez al año no hace daño”, “Me tengo que dar un capricho”, solo con eso, parece que nos auto-autorizamos o nos auto-consolamos para no sentirnos culpables de que estamos comprando por puro placer, y no por necesiad. Una vez lo has adquirido, al poco tiempo, ya haya otro producto superior o muy similar en el mercado que nos vuelva a dejar esa situación de vacío por no poseer dicho producto. Y es la pescadilla que se muerde la cola…
    Este enlace es de un documental sobre el consumo, está muy bien, porque trata sobre la manipulación de la publicidad comercial sobre nuestras vidas. Como nos van llevando hacia el consumismo indiscriminado y al individualismo egoísta. El verdadero poder de las grandes empresas de productos y servicios.
    Personalmente lo recomiendo: http://www.consumehastamorir.com/

  9. Estoy de acuerdo con vuestros comentarios, vivimos en una sociedad en la que el consumismo actúa como una bola de nieve la cual nos atrapa a todos. El sistema capitalista está pensado así, no puede parar, haciendo referencia al libro “Hay Alternativas” el sistema es como una bicicleta, la cual no puede parar y si lo hace, se cae.
    En la actualidad nos vemos “obligados” a adquirir nuevos productos constantemente sin necesidad alguna, simplemente porque es lo que nos marcan, es la tendencia del momento.
    Continuamente estamos bombardeados con nuevos productos cuya innovación es insignificante, pero sentimos la necesidad de poseerlo, por el simple hecho de tener lo último y más novedoso, siendo la ganancia en autoestima igual o mayor que el valor del producto
    Si todo este consumismo únicamente tuviera la vertiente positiva, de generar riqueza, trabajo, innovación, desarrollar nuevas tecnologías, tendríamos que estarle eternamente agradecidos, pero por desgracia encontramos una cara “b”, la de los recursos limitados que nuestro planeta posee. El planeta tiene una velocidad de regeneración muchísimo más lenta que la del ritmo de evolución y cambio de la sociedad actual, motivando esto un gasto elevadísimo de materias primas, convirtiéndose las mismas en unos bienes escasos o extintos de aquí a no muchos años

  10. El consumo es y ha sido un pilar imprescindible en la estructura de la mayoría de las sociedades del mundo y algo necesario para la vida del hombre y su subsistencia. Es una fuente de trabajo, así como el elemento que media entre los seres humanos y la satisfacción de muchas de sus necesidades.
    Sin embargo, actualmente, se ha convertido en una fuente de problemática social debido al consumismo compulsivo, es decir ,consumir , acumular y comprar más de lo que realmente necesitamos idealizando también sus efectos y asociando su práctica con la obtención de la satisfacción personal y felicidad.
    Además, y debido a la publicidad, numerosos productos se han convertido, en “falsos artículos de primera necesidad”.
    Junto con esto, la sociedad de consumo se encarga de presentar múltiples y variadas oportunidades de gastar “para tener” promoviendo la adquisición competitiva de riqueza como signo de status dentro de la sociedad y anteponiendo los intereses económicos sobre los morales sin importarles las consecuencias que puedan causar a nuestro entorno y planeta.
    Todo esto provoca un consumo desenfrenado y masivo dando lugar a enormes consecuencias como la eliminación progresiva de los recursos naturales limitados, además de aumentar la cantidad de residuos produciendo un deterioro en el medio ambiente, provocando grandes desequilibrios ecológicos y numerosas catástrofes.
    Debido a las enormes consecuencias que puede acarrear debemos plantearnos de forma seria consumir lo necesario, o de lo contrario, enfrentarnos a un futuro lleno de dudas, escasez y contaminación, de no ser capaces de encontrar alternativas.

  11. El PIB es el indicador que permite medir la actividad monetaria de un País o territorio. Recoge el valor de todos los bienes y servicios en un tiempo y en un lugar determinado, es el que indica si hay o no crecimiento económico, si hay o no bienestar.
    Pero no todo es bueno, como han comentado mis compañeras, armas, accidentes, enfermedades, desastres ambientales, ect. también aumentan el PIB, porque el PIB no refleja la cualidad, da igual tomates o bombas mientras se haya producido un crecimiento económico.
    Tampoco tiene en cuenta el trabajo y los bienes no mercantilizados, como por ejemplo el agua de las fuentes, siendo incluso más ecológica que el agua embotellada. ¿y es el PIB un indicador de bienestar?
    No refleja el impacto ambiental ni el agotamiento de los recursos, lo más importante es que aumente el PIB, no que vivamos mejor ni que seamos más felices.
    El crecimiento económico lejos de ser la solución a los problemas socioambientales viene a ser el origen de los mismos.
    La palabra economía viene del griego y significa “casa” y “administrar”. La palabra economía hace referencia a la gestión que las personas hacen de los elementos de su casa para su supervivencia. Es la ciencia social que estudia los mecanismos de producción, intercambio, distribución y consumo de bienes y servicios entendidos éstos como medidas de satisfacer necesidades humanas.
    ¿Pero realmente pensamos que sólo consumimos aquello que realmente nos hace falta para satisfacer nuestras necesidades, o compramos por comprar?
    Es verdad que estamos ante una sociedad de consumo, y es verdad también que no nacemos consumistas, y que la educación tiene mucho que ver en que crezcamos consumistas o no, pero la sociedad también tiene su parte en este asunto.
    ¿Que pensáis de la “obsolescencia programada?
    La obsolescencia programada es la determinación, la planificación o programación del fin de la vida útil de un producto o servicio, de modo que, tras un periodo de tiempo calculado por el fabricante o por la empresa de servicios durante la fase de diseño de dicho producto o servicio, este se torne obsoleto, no funcione, inútil o inservible.
    Como a dicho mi compañero ya la cuestión no está en que seamos consumistas, sino en que nos obligan a serlo, ya que antiguamente los productos duraban años y años y ahora enseguida deja de funcionar.
    Esto es bueno porque crea empleo, pero los recursos son limitados, vivimos en un país finito, y no podemos seguir gastando tan rápidamente los recursos.
    En definitiva, los recursos son limitados y este problema no tiene solución, pero sí tenemos que buscar una alternativa al consumismo que estamos creando para que no se consuma tanto y estos recursos duren el mayor tiempo posible.

  12. Con respecto al tema del consumo podemos encontrar dos caras enfrentadas ya que por un lado es necesario para ciertos aspectos y por otro está llegando a unos niveles que ponen en peligro el planeta.
    Es cierto que, como menciona mi compañera, hoy en día se fabrican los productos con interés de que dentro de unos pocos años ya no sirva y tengas que comprar otro, aspecto que hace que siempre tengamos un producto “anticuado” ya que constantemente comercializan nuevas versiones de todo. Por no hablar que debido a este cambio continuo de las personas de las cosas que poseen estamos agotando los recursos del planeta y contaminando todo aquello que nos da la vida. Por eso pienso que es necesario que las personas nos concienciemos y sepamos priorizar lo que realmente necesitamos y que aprendamos que podemos trabajar con ese ordenador grande y aparatoso que tenemos en casa y no tenemos porque tener un “Mac” de última generación. Tenemos que aprender a no dejarnos llevar por las publicidades y campañas de marketing que realizan las empresas para hacernos ver que necesitamos sus productos.
    Por otro lado, como he mencionado antes también pienso que el consumo es necesario, ya que de él depende la buena marcha de las empresas y por lo tanto de la situación económica, por lo que estoy de acuerdo con mi compañera en que en cierto modo a todo nos interesa que exista el consumo y que el dinero fluya.
    Por todo esto, ya que es complicado que el consumo se erradique, pienso que sería útil un cambio de conciencia y valores por parte de las personas y las empresas que ayuden a un consumo más responsable y cuidadoso con el planeta, aunque creo que la sociedad está envueltas ya en una bola de consumismo que es muy difícil cambiar a estas alturas.

  13. El consumo no es malo, ya que es el motor de crecimiento económico y se consigue satisfacer las necesidades de muchas personas. Con el consumo conseguimos que contra mayor producción haya, mayor generación de empleo habrá y así, el país más rico será. Es cierto, que hemos creado una sociedad consumista, desenfrenada, masiva e insostenible.
    La sociedad de consumo ha conseguido que la producción y el consumo de los fines del sistema económico se hayan interpuesto al individuo y su felicidad.
    Mediante la publicidad y el marketing de las empresas, hemos desarrollado una forma de consumir irracional, basada en usar y tirar como dice mi compañero Juan José, donde las personas tienen que poseer en todo momento los productos, los bienes o servicios más innovadores y actuales posibles, creando un estilo de vida sujeta a la insatisfacción permanente, frustración y trastornos.
    Por otro lado, las empresas han fomentado este consumo mediante su motor de crecimiento económico basado en la obsolescencia programada, que ya ha mencionado mi compañera Beatriz, que consiste en la reducción deliberada de la vida de un producto para incrementar su consumo.
    El derroche consumista ha conseguido que el mundo se encuentre al borde del colapso ecológico, poniendo en riesgo nuestro bienestar y, puede que, nuestra supervivencia. En pocos años, hemos conseguido mediante el crecimiento desproporcionado de la producción y del consumo, una aglomeración de basuras, que ha conseguido contaminar el aire, el agua y el suelo con sustancias perjudiciales, logrando cambiar el clima. Además, las reservas de recursos naturales que, como el carbón y el petróleo, tardaron millones de años en formarse, se están agotando rápidamente.
    Por último, podemos utilizar la crisis económica, la cual, ha provocado un descenso del consumo y como consecuencia, el descenso del PIB, para reflexionar sobre nuestra forma de consumir. Debemos de desarrollar otro modelo de consumo, cambiar nuestros valores, basándonos en un consumo basado en las necesidades y cambiar nuestro modelo productivo proponiendo diferentes alternativas más centradas con el medio ambiente.

  14. Considero que el consumismo en primer lugar, en la situación en la que actualmente nos encontramos tiene también su parte positiva, ya que si se consume más, las empresas tienden a generar más beneficios y poseerían más fondos para contratar a más personal, en consecuencia se generaría más empleo.
    Por otra parte, estoy de acuerdo en lo que han comentado alguno de mis compañeros en que, el consumismo aparte de ser una manera incorrecta de ver la vida es un hecho que lastima al medio ambiente, los recursos naturales. Estos recursos que en nuestro planeta se generan de manera muchísimo más lenta de lo que los humanos consumimos, y éstos no son ilimitados, se agotan. Por lo tanto esto debería acabar, aunque estamos en una situación en la cual las empresas día sí, día no, sacan al mercado productos nuevos, que aunque cambien poco con el anterior genera una gran necesidad en la sociedad de adquirirlos, aunque no se necesiten realmente, y no le demos uso, necesitamos tener todo lo último.

  15. El crecimiento económico y el desarrollo de modernas tecnologías hacen posible la producción de bienes de consumo en grandes cantidades dentro de nuestra sociedad. Se crean así las sociedades de consumo son sociedades de la abundancia, donde existe una incontrolable salida de producción que provoca el consumismo descontrolado.
    Frente a esto nos encontramos con un problema del sistema económico que es ahora vender los productos y hacer que se consuman. Ello se consigue mediante la creación de nuevas y cada vez más numerosas necesidades en los consumidores, necesidades que nos hacen ver que tenemos pero en realidad ni siquiera existen. Por un lado, las empresas de publicidad y marketing se convierten en autenticas fábricas de deseos de los consumidores y a diferencia de lo que ocurría en las sociedades de subsistencia, y por otro lado, es la producción la que acaba creando necesidades antes inexistentes en los consumidores a través de la publicidad y los medios de comunicación de masas.
    La sociedad de consumo ha permitido que una cuarta parte de la población mundial haya alcanzado un nivel de vida que era imposible de imaginar hace unos años atrás. Creando a las personas un bienestar material, basado en el consumismo exacerbado haciendo a estas dependientes de esas necesidades que antes no tenían.
    • En los países ricos, más que igualar, la sociedad de consumo ha ocultado las verdaderas diferencias económicas y sociales entre las distintas clases.
    • El despilfarro consumista ha llevado a la Tierra al borde del colapso ecológico, poniendo en serio peligro nuestro bienestar y, tal vez, la supervivencia de la humanidad.
    • La sociedad de consumo hace que la producción y el consumo de los fines del sistema económico, anteponiéndolos al individuo y su felicidad.

    Vemos finalmente que vivir en una sociedad de consumo como en la que nos encontramos no trae nada bueno, y que hay que mirar más por las economías de los hogares y no dejarse llevar por la atracción creadas por anuncios publicitarios y estrategias de marketing.

  16. ¿Cómo evitar una abusiva sociedad de consumo? Simplemente darnos cuenta que estamos manipulados, que lo que hacen con nosotros es alimentar nuestro ego. Nos deja la impresión que somos mejores si tenemos lo más nuevo en tecnología, si gastamos más que nuestro vecino, amigo, familiar…etc. Pero todo es una farsa. Debemos preguntarnos si somos más felices si compramos mucho, sin necesidad. Pero si no hacemos esto la crisis se va a encargar de reducir nuestros gastos. En los países pobres el consumo es muy reducido por no tener dinero ni para comprar lo necesario para vivir. Por tanto, debemos cambiar la mentalidad y no hacer el juego de los que quieren enriquecerse aprovechando de nuestra debilidad, que por cierto puede cambiar en una fortaleza si no escuchamos el ego.

  17. Me atrevería a decir que a partir del siglo XX, es cuando empezó todo, hemos estado y seguimos surgidos en el mundo de unos nuevos comportamientos sociales, lo que se destaca en la “sociedad de consumo”. Esta nueva sociedad se destaca en un consumo exagerado, de bienes y servicios muchas veces innecesarios para la vida cotidiana, ya que no nos conformamos con lo que tenemos sino que nos dejamos llevar por la última moda, y lo viejo a tirarlo porque ya no nos sirve, no nos gusta o no está a la última moda. Una situación perjudicial para el medio ambiente. Ahora mismo, en la situación de crisis que vivimos, no nos podemos permitir ese lujo de “usar y tirar en menos que canta un gallo”, ya que la existencia de rentas insuficientes en la mayoría de la población, no da lugar a hacer gastos innecesarios. Por lo que eso es negativo, como se comenta en el blog para las empresas y los gobiernos al disminuir este consumo. Lo que parece que no se quedan sentados esperando a que mejora la situación de crisis, sino que siguen innovando para atraer a su clientela, y que haga que la mayoría de la población termine comprándolo, aunque para ello tenga que hacer un sacrificio, porque no nos conformamos con lo que tenemos, nos puede más la innovación, lo bonito, el diseño, la moda, que mirar si tenemos alimentos en la nevera o cosas que nos sean realmente útiles. Esto lleva a que la posesión de muchos bienes de consumo se convierte en la prueba del éxito social del individuo. En esta situación, como se ha dicho anteriormente que con motivo de que las empresas se beneficien, es fundamental la presencia de la publicidad, que induce y persuade a consumir compulsivamente, basándose en la fórmula posesión de bienes = éxito. Así, nos encontramos que la relación entre el consumidor de bienes y servicios y el empresario encargado de proporcionarlos es el centro de toda esta nueva sociedad. En este caso, hablaríamos de una situación de clara inferioridad de los consumidores respecto de los empresarios que proporcionan los bienes y servicios. Éstos últimos tratan por todos los medios de controlar el mercado, buscando obtener el máximo beneficio posible; y frente a ellos, los consumidores están aislados y desprotegidos. Concretando más, podemos encontrar dos fallos concretos en el funcionamiento del mercado en la sociedad de consumo:
    • Los ataques a la libre competencia provocados por los acuerdos entre empresas y las estructuras monopolísticas, que tienen por principal consecuencia la restricción de la oferta y la elevación artificial de los precios.
    • Las lagunas en la información que se proporciona a los consumidores, debido a la falta de información, en unas ocasiones, o a la publicidad engañosa, en otras.
    Sinceramente, no creo que esta situación mejore, sino al contrario, va a empeorar y cada vez más, porque no somos conscientes de las cosas malas que nos están inculcando y no vemos lo mejor que tenemos, nuestras vidas.

  18. Ya ha quedado claro que una sociedad abusiva de consumo lleva a la crisis y a la ruina, y todos hemos tenido la culpa de este desastre. ¿Quién no ha comprado cosas que no necesita? ¿O un caprichito? ¿O cambiar de aparato porque ha salido uno nuevo?

    De la crisis se pueden sacar muchas cosas buenas, y una de ella es empezar a tener una sociedad responsable de consumo.
    Hemos tenido una sociedad muy fuerte de consumo, todos quieren presumir de los bienes que tienen, la casa más grande, el mejor móvil, el coche de gama más alta, y mientras los empresarios obteniendo beneficios multimillonarios, ¿de qué ha servido todo esto? Para nada.
    No vas a ser feliz por tener lo último ni lo mejor, porque en la gran mayoría de los casos no lo necesitas. Somos 7 billones de personas y tiene que haber un reajuste equitativo para todos, ¿Por qué vas a tener derecho al último IPhone mientras haya gente muriéndose de hambre o pasando una vida de perros?
    En mi opinión nunca es tarde para el cambio, y siempre queda la esperanza, así que hoy es un buen día para empezar a transformar la sociedad a mejor, harán falta muchos años, décadas, pero llegará un día en el que se pueda conseguir y dejar esta absurda sociedad consumista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s