CHINA, UN OBSTÁCULO PARA EL CRECIMIENTO DE EUROPA

China es uno de los países considerados BRIC (Brasil, Rusia, India y China) por tener una situación muy distinta  que destaca por su capacidad de crear empleo y de mantener su economía a pesar de la inestabilidad económica que tenemos en el mundo, en concreto, en Europa.

La cultura de China es muy diferente a la de los países de Europa con respecto al trabajo, ellos tienen la costumbre de trabajar 12 horas al día en unas condiciones poco  favorables mientras que aquí tenemos jornadas reducidas de 8 horas al día con coberturas sociales y con ciertas garantías de seguridad en el empleo.

Debido a la gran emergencia de este país y a la recesión a la que estamos haciendo frente en Europa nuestros Gobiernos están apostando por reducir nuestros salarios, garantías, derechos… para poder compararnos con esta gran potencia y poder hacerle frente.

Con frecuencia en los medios de comunicación podemos oír discursos como estos:

“Europa siempre ha sido un referente y exportador de derechos y libertades. Ahora, para competir contra el gigante chino nosotros tenemos que trabajar 65 horas a la semana, comprimir nuestros sueldos y renunciar a la familia.”

Aunque es inevitable que nos comparemos con ellos porque están destronando en exportaciones y productividad a grandes potencias como Europa e incluso Estados Unidos, para nosotros es aconsejable evitar estas comparaciones, porque nos está llevando a una precarización de nuestras condiciones de trabajo y de nuestros empleos en general.

Tanto países desarrollados como los nuevos emergentes, por ejemplo la India, ven a China como una fuerte competencia y un gran rival. Por eso se están “aliando” contra ella, con medidas como “Todos contra China”; la Comisión Europea elabora un proyecto para la imposición de medidas proteccionistas contra China.

Lo que hay que evitar a toda costa es una guerra comercial contra el Dragón Asiático; ya que sería desastroso y afectaría a todo el planeta. Sin embargo, es necesaria cierta contención, pero mientras China no cambie de estrategia, la única arma al alcance de todos será recurrir al proteccionismo.

http://www.expansion.com/2010/01/12/opinion/1263285486.html

Un ejemplo cercano a todos de la “invasión” china son las tiendas de productos de bajo coste. En ellas podemos encontrar productos de baja calidad, en concreto, aquellos que imitan a otras marcas muy conocidas, pero también hay productos con una gran relación calidad-precio. Esto para cada persona es bueno porque adquirimos productos a un precio bajo, que es algo que valoramos mucho en estos tiempos, pero de esta manera estamos haciendo que los productos nacionales estén cada vez menos cotizados y no puedan competir con los chinos. Al mismo tiempo somos nosotros los que favorecemos la mejora de la posición competitiva de los chinos.

Todos los valores y condiciones de trabajo de China nos están haciendo ver la realidad de otra manera que nos lleva a pensar que debemos producir más trabajando más horas y cobrando menos, por tanto, eso nos conduce a la conclusión de que los europeos somos pocos productivos y que la única solución es adoptar la misma fórmula de trabajo. Pero ¿por qué no es al revés? ¿por qué no se universaliza la forma de trabajar de Europa?

Pensamos que la respuesta a esta pregunta es clara: porque si equiparan las jornadas de trabajo y los salarios al nivel de Europa, esto para ellos supone un aumento de los factores de producción y experimentarían un gran incremento en los precios de sus productos y de esta manera perderían su ventaja competitiva con respecto a nosotros. El arma de China es vender grandes cantidades a bajo precio, por eso si se encuentra en igualdad de condiciones con los países de Europa, perderían la imagen atractiva que ahora mismo destacamos de ellos.

Image

Hoy  en día, la mayor preocupación de la sociedad es conseguir, al menos, las mismas condiciones de trabajo que teníamos antes del comienzo de la crisis; la crisis es el meollo de todo y, aunque somos conscientes de la fuerte competencia China que tenemos, llegará el momento en que nuestras fuerzas nos hagan luchar para evitar la “invasión china”, la cual será otra gran dificultad que nos encontraremos con el paso del tiempo.

Si esta situación continúa creciendo a este ritmo, además, teniendo en cuenta que China es la mayor fuente de financiación para Europa en estos momentos de crisis, a largo plazo llegará el día que estemos supeditados totalmente bajo su poder. Podemos decir que en cierta manera nosotros mismos estamos alimentando a un dragón que nos acabará comiendo.

Anuncios

13 pensamientos en “CHINA, UN OBSTÁCULO PARA EL CRECIMIENTO DE EUROPA

  1. Como bien apuntáis, China es una de las potencias mundiales y sigue siendo hasta ahora el país con la tasa de crecimiento más elevada y sostenida del mundo, por lo que he podido leer. Se ha convertido en el tercer importador y exportador del mundo, seguido de EEUU, y la Unión Europea. Esto hace que su crecimiento tenga una importancia enorme y creciente para el crecimiento del resto del mundo. De ahí que haya sido admitida de la Organización Mundial del Comercio, lo cual lo veo lógico, puesto que los productos y mercados chinos se encuentran hoy en día por todos sitios.
    La aportación de China al comercio mundial está en torno al 11%, el de EEUU un 55% del crecimiento mundial y la UE sólo ha aportado el 10%. El resto del mundo ha aportado el 33% restante, del que el resto de Asia ha representado la mayor parte.
    Existe un estudio realizado por Goldman Sachs, titulado Dreaming with BRICS, que estima que, China va a tener un PIB mayor que el de Japón en 2016 y que el de EEUU en 2041.
    Sin embargo, en mi opinión, no creo que los EEUU permitan que China les quite el primer puesto.

  2. Creo igual que vosotros que es un error caer en comparaciones; pero tampoco se debe tratar de competir en precios, de hecho porque debemos renunciar a derechos sociales,lo que debería hacer la UE es levantar aranceles y aduanas en su exterior para que estos países no puedan “encajar” sus productos con tanta facilidad en nuestros mercados, pero además no les fuera tan sencillo abrir aquí sus negocios.

  3. Estoy totalmente de acuerdo con vosotros, las comparaciones son odiosas. Todos estamos de acuerdo que los productos que provienen de China son atractivos por su precio, pero solo por eso. La calidad siempre está en tela de juicio, ya que es evidente que un producto, que además es importado, no puede tener un coste tan mínimo si no afecta a las materias primas utilizadas, a su propia producción y por supuesto a una mano de obra que yo me atrevería a decir está “esclavizada”. Tenemos la costumbre de pasar de un extremo a otro con demasiada facilidad, hemos pasado de aspirar a niveles de vida casi desorbitados a pensar que debemos pasar por el aro chino, renunciar a todos nuestros derechos y asentir ante el “patrono” ante cualquier circunstancia. No puedo creer que la UE no tenga otras soluciones frente a esta potencia como por ejemplo legislando algo más duramente las importaciones. Sinceramente creo que ocasiones, el Dragón Asiático no es más que la excusa perfecta para que constantemente se tomen esas medidas que están llevando a los trabajadores a renunciar a sus derechos laborales y a salarios dignos… y después nos preguntamos ¿por qué compramos productos chinos? …

  4. Se podría decir que China está colonizando no sólo Europa, sino el mundo entero. Es un país que desde siempre ha vivido dentro de una dictadura hermética, acostumbrado a normas muy estrictas, condiciones laborales infrahumanas, a la pobreza, agravada por las catástrofes naturales; en definitiva, el puedo chino está acostumbrado a unas condiciones de vida muy diferentes a las de Europa, o al menos, a las de gran parte del continente europeo. Puede que todo esto sea una de las razones por las que China se esté convirtiendo en unos de los países más competitivos, ya que cuenta con una mano de obra muy barata, acostumbrada a soportar condiciones muy extremas para poder subsistir. Obviamente, Europa no bebería intentar competir con China, pero básicamente por todas las razones anteriormente comentadas, es decir, el pueblo Europeo no siempre ha vivido dentro de un dictadura, aunque sigan existiendo ciertas élites capitalista que intente instaurarla. Las generaciones actuales estamos acostumbradas a vivir en otras condiciones muy diferentes, por lo que me resulta difícil entender, o al menos tengo la esperanza, que lleguemos a aceptar las mismas condiciones que el pueblo chino, y sólo para llegar a ser más competitivos. Aunque, ya estamos viendo cómo los gobiernos están implantando medidas que implica una drástica reducción de todos nuestros derechos y condiciones laborales, ¿vamos a dejar que nuestra condiciones de vida se equiparen a las del pueblo chino sólo para llegar a ser más competitivos?

  5. China no me parece un obstáculo para Europa. China se caracteriza bajo mi punto de vista por su cultura basada en el trabajo, por sus malas condiciones de trabajo y por la mala calidad de sus productos. Si Europa quiere competir con estas condiciones es que quiere ir a peor, reduciendo los derechos y el poder adquisitivo de los trabajadores.

  6. Personalmente pienso que para nada es China un obstáculo para Europa.

    China es un país en crecimiento y Europa es el viejo continente, estamos de capa caída, pero no por culpa de China, por culpa de otros aspectos que no tienen nada que ver con el crecimiento del país asiático en cuestión.

    Respecto a las comparaciones que habeis comentado, para nada nos podemos comparar con los productos “made in China” ya que la relación calidad-precio que estos pueden ofrecernos no superan en el mayor de los casos nuestras espectativas. Hay un dicho que dice “lo barato sale caro”.

    En definitiva, China está creciendo gracias a su cultura y su política, entonces os lanzo esta pregunta, ¿por qué Europa no puede hacer lo mismo, crecer con sus principios y su cultura?

  7. Para mi, China no es un problema, ellos tienen un sistema productivo diferente a Europa, pero por ello no los hace mejores, simplemente fabrican mucho a bajo precio, pero Europa, sin embargo puede realizar pequeñas fabricaciones de un mismo producto, ofreciendo mayor exclusividad a sus clientes. Realmente son diferentes sistemas, enfocados a diferentes clientes, el cliente exclusivo nunca se fijará en China, buscará fabricaciones a mano, o en pequeñas cantidades.
    Europa tambien puede destacar en otros sectores diferentes a los que destaca China. Que Europa esté sufriendo una gran crisis en todos los ámbitos no podemos recriminarselo a china, ya que ellos no son culpables del modelo de productividad.
    No estoy nada de acuerdo cuando se dice que nosotros alimentamos a un dragón que nos acabará comiendo. Estoy más de acuerdo con el comentario de mi compañero Damián que comenta que Europa debe crecer con sus principios clutura, pues sí es así, no debemos compararnos con un país como China.

  8. Pienso que a China hay que tenerla muy en cuenta, ya que poco a poco está “conquistando” los mercados de todo el mundo, desde EEUU a Europa, con su producción basada en los productos “baratos” caracterizados por su baja calidad y su disminuido coste, elaborados en la mayoría de ocasiones en situación de “esclavitud”.

    No creo que la solución ante esto sea imitar su modelo de producción ni mucho menos, puesto que Europa tiene un sistema productivo propio que cuando lo hemos enfocado bien nos ha ido mejor que a ellos. Creo que para paliar en cierta medida esta situación hacen falta unas políticas algo mas fuertes por parte de los países donde China lleva a cabo su actividad productiva, esto unido a un mayor fortalecimiento de nuestro sistema productivo, pero eso sí, siempre con nuestras armas.

  9. Como comentáis, China en estos momentos destaca por su capacidad de crear empleo y mantener su economía en auge , siendo por tanto una de las mayores potencias a nivel mundial ,conquistando casi todo el mundo con sus producción barata. Realmente tiene un gran sistema productivo, sino fuera por sus formas y condiciones ; a través de productos de una calidad dudosa y sobre todo por la forma en que son fabricados , muchas veces, en condiciones infrahumanas para los trabajadores ,vulnerando en gran medida los derechos de éstos aunque su cultura lo apruebe. Todo esto hace posible que su producción sea mas económica y no haya casi rivales que puedan competir con este gran gigante. Sin embargo, no pienso que debamos compararnos , y mucho menos culpar de todo a China, ya que ellos no son culpables del modelo de producción ni de que nos encontremos en la situación económica actual. Ahora bien, también pienso que no debemos copiarnos de un sistema productivo casi denigrante , en algunos casos ,sino luchar por nuestros derechos y defenderlos haciéndoles ver que no solo hay que mirar los intereses de los mercados y multinacionales sino también los derechos de los trabajadores y los mas desfavorecidos, no queriendo competir con ellos a costa de que nos bajen los sueldos y ampliar nuestras jornadas, sino tomando conciencia en el asunto e intentar imponer barreras mas duras para las importaciones, aranceles etc. Es decir, no podemos caer en el error de copiarnos y fijarnos de un sistema que siempre hemos criticado solo por que le interese a nuestros mercados y economia, ya que que si pensamos como ellos acabaremos igual que sus trabajadores. Pienso que Europa puede llegar a tener una gran estrategia si se enfoca de una mejor manera y se mira de forma justa por los intereses de todos y no solo de unos pocos creando unas políticas mas potentes y fortaleciendo nuestro sistema productivo.
    Por tanto ,debemos levantarnos y aunque sea casi utópico y las soluciones sean complejas es necesario que pongamos de nuestra parte ,expresando lo que sentimos, proponiendo medidas , luchando por nuestros derechos y tomando conciencia del asunto, mirando por lo nuestro y por un mejor futuro.

  10. Como yo lo veo actualmente estamos viviendo un cambio en el “lider” economico mundial, si hasta antes de la crisis era EE.UU el pais que lideraba la economia mundial, desde mi punto de vista una vez que la crisis actual termine seran otro paises los lideres economicos y entre ellos quizas China sea uno de los principales sino el principal.
    Ahora bien centrandonos exclusivamente en China esta claro que estan provocando graves problemas a las empresas europeas ante la imposibilidad que tienen estas de luchar con los precios tan reducidos que usan las empresas chinas. Pero sinceramente no creo que sea este el motivo por el que Europa no consigue salir de la crisis mas bien seria uno mas de los muchos motivos que estan provocando la grandes dificultades que se estan encontrando lo paises europeos para sobreponerse a esta crisis.

  11. Es imposible compararnos con China. Ellos tienen un sistema productivo diferente a Europa, basado en la producción en masa a precios reducidos. Sus condiciones laborales son infrahumanas y su concesión del trabajo es totalmente diferente.
    En estos momentos de cambios en los que se cuestiona la situación de los mercados europeos, pienso que Europa debe apostar por un sistema productivo totalmente diferente. Un sistema basado en la calidad.
    El futuro está en sectores como las tecnologías de la información, la comunicación, la investigación y el desarrollo, así como, las energías renovables y por ello es por lo que hay que apostar y fomentar.
    El problema está en que es la clase política que gobierna Europa la que impide ir por la senda de estas alternativas. Las políticas basadas en la austeridad y en la precariedad laboral no van a llevar a crecer como potencia ni a crear competitividad.

  12. Por todos es sabido la perdida de poder que esta sufriendo Europa y el mundo occidental en general con el nacimiento de estas potencias como china. Son países que están industrializándose y en los que la mano de obra es barata, producen mucho y venden a bajo coste, pero no se nos olvide que esto es así por las condiciones precarias que existen en el país asiático. Si aquí en Europa exigimos un mínimo en cuanto a las condiciones laborales es poco lógico que no exijamos lo mismo de productos que vienen de fuera. En Europa hay mecanismos, supuestamente, para comprobar que los productos que entran aquí se han fabricado respetando unos mínimos como por ejemplo el trabajo infantil, mínimos que por otro lado se burlan mediante los famosos maletines llenos de euros que sacian a estas “autoridades aduaneras”. No se puede pretender competir en las condiciones de ellos, lo que se debe hacer es respetar esos derechos y hacer que funcionen esas aduanas que existen en Europa y que exigen esos mínimos, pero que funcione de verdad porque de otro modo solo nos queda trabajar como chinos.

  13. Estoy de acuerdo que si nos comparamos con China no somos nada competitivos, ya que sus productos son mucho más económicos, pero si llevamos siglos de lucha para poder tener un trabajo digno en unas condiciones dignas, querer asimilarnos a los chinos sería dar pasos de gigantes hacia atrás, hacia la precarización y el abuso, y no debemos consentirlo, aunque hoy en la situación de crisis, donde las familias no cuentan con recursos para llegar a fin de mes, estas tiendas con como una golosina que no pueden dejar escapar y acuden a ellas más por necesidad que por iniciativa propia y por gusto.
    Además en casi todos los foros de derechos humanos siempre se ha condenado a China por su forma de tratar a sus trabajadores y en las condiciones en las que se encuentran a la hora de trabajar que es de explotación total, y ahora queremos llegar a ser como ellos. Sería un atraso completo y una incongruencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s