EL DESEMPLEO FEMENINO EN ESPAÑA.

Como consecuencia de la crisis en la que estamos sumidos, algunos grupos de trabajadores se encuentran más desfavorecidos que otros, entre ellos vamos a destacar la mujer. Ésta se ve muy perjudicada por diversos motivos.

Tabla

La grafica refleja la tasa de paro de hombres y mujeres en las diferentes Comunidades Autónomas en el tercer trimestre de 2012. En la mayoría de las Comunidades Autónomas la tasa de paro de la mujer es mayor que la de los hombres y en las que sucede lo contrario, es decir, la tasa de paro masculina es más elevada que la femenina, la diferencia es mínima. Como podemos observar la Comunidad Foral de Navarra posee la tasa más baja en mujeres, un dato a destacar. Otro y esta vez, demasiado llamativo es la tasa de paro de la mujer en Ceuta, que supera en gran medida la de otras Comunidades Autónomas. Debemos ahora preguntarnos a que es debida las altas tasas de paro femeninas. Uno de los motivos que podríamos tener en cuenta es la conciliación laboral, en la que se está fomentando la contratación a tiempo completo para el hombre y a tiempo parcial para la mujer. Otro ejemplo del aumento del desempleo femenino y causante de su subida en estos momentos es que, unos años atrás la tasas de desempleo masculina aumentaron debido a la burbuja inmobiliaria (sector de la construcción), y actualmente el sector en el que está repercutiendo más la crisis, es el sector servicios, compuesto por un elevado número de mujeres. Un ejemplo de la caída del sector servicios es la hostelería, a la que los ciudadanos no acuden a causa de la falta de poder adquisitivo, lo que a su vez influye en que haya despidos del personal. Como por ejemplo en agosto de 2012  que el desempleo en hostelería aumentó casi un 22 por ciento más que el año pasado.

http://ultimahora.es/ibiza/noticia/noticias/local/desempleo-hosteleria-aumento-agosto-casi-por-ciento-mas-ano-pasado.html

empleada

También se debe tener en cuenta que otro factor que hace que la tasa de desempleo sea aun más elevada, es que existe un gran número de mujeres que trabajan a diario como empleadas del hogar y que no están dadas de alta en la seguridad social. Éstas, a pesar de haber salido una ley a su favor, ha fracasado, por lo que nos encontramos en el mismo punto de partida, muchas mujeres trabajando sin estar dadas de alta. Esta situación se encuentra expuesta en el periódico “El Confidencial”, en una noticia emitida el día 1 de octubre de 2012.

http://www.elconfidencial.com/espana/2012/10/01/fracasa-la-ley-casi-la-mitad-de-las-empleadas-de-hogar-sigue-sin-darse-de-alta-106503/

Como conclusión deberíamos de preguntarnos, si las medidas tomadas como este ultimo ejemplo son viables o si simplemente las sacan para demostrar que están haciendo algo.

Anuncios

9 pensamientos en “EL DESEMPLEO FEMENINO EN ESPAÑA.

  1. Las mujeres, en mayor o menor medida, siempre han sido consideradas como un colectivo desfavorecido en lo que se refiere a su difícil inserción dentro del mercado laboral. Un fenómeno que con la crisis actual se está viendo favorecido, las distintas políticas activas de empleo deben ser reforzadas con el objetivo de articular un conjunto de medidas y programas que aumenten la empleabilidad de este colectivo. Además las características de nuestro mercado laboral impulsan la construcción de numerosos obstáculos que dificultan aún más la búsqueda de un empleo digno. En mi opinión, el gran problema que sigue existiendo dentro de nuestra sociedad es la falta de igualdad real entre ambos sexos, de manera que no vale con impulsar una serie de medidas formativas públicas que fomenten el aumento de las posibilidades de encontrar empleo a favor del colectivo femenino; sino que también es necesario sentar las bases de una cultura más igualitaria en la que los hombres y las mujeres tengan un papel igualmente importante dentro de nuestros sectores productivos. Los datos nos desvelan claramente está situación de desigualdad, la creación de empleo debe ser un objetivo primordial para salir de la crisis pero no debemos olvidar que la inserción laboral de este colectivo también es un objetivo a perseguir, sólo de esta forma construiremos un mercado laboral más sostenible

  2. Estoy de acuerdo con mi compañero en que no se trata simplemente de implantar normativas que fomenten la igualdad, sino también es necesario un cambio cultural y de estereotipos muy importante para que la igualdad entre ambos sexos sea efectiva. Como dice mi compañera la mayoría de mujeres suelen dedicarse a sectores en los que el trabajo de las mujeres es mayoritario y suelen hacerlo a tiempo parcial para poder conciliar de mejor forma su vida familiar. Además es importante el gran número de mujeres que se dedican a empleos vulnerables o de la economía informal en los que se encuentras desprotegidas totalmente, por no hablar de la precariedad laboral.
    Por todo ello, pienso que las medidas hechas hasta ahora no han ayudado mucho a superar esta diferenciación y bajo mi punto de vista sería necesario implantar medidas reales que ayuden a la mujer a poder conciliar de mejor forma su vida personal. Normalmente es la mujer la que se hace cargo del cuidado de sus hijos y familiares y por ello sería útil una mayor ayuda por parte de los gobiernos hacia este aspecto a través de una financiación mayor del Estado de Bienestar que haga que la mujer pueda trabajar a tiempo completo sin tener que dedicarse en “cuerpo y alma” a sus responsabilidades familiares.

  3. El colectivo femenino en el mercado laboral español siempre se ha encontrado desfavorecido en el sentido de encontrar enormes dificultades en lo que se refiere a la inserción e integración laboral ,independientemente de la situación económica por la que estuviera atravesando el país, es decir, el desempleo femenino en España ha existido y, a niveles elevados, incluso en épocas de bonanza económica. Así, con la situación económica y financiera de crisis por la que está atravesando nuestro país, la situación laboral de la mujer ha empeorado más si cabe con respecto a épocas de superhábit económico y laboral, convirtiéndose así en el colectivo más vulnerable y sobre el que en mayor medida ha incidido las consecuencias negativas de la actual situación española. Por todo esto, pienso que el gobierno español debería tomar las medidas necesarias para cambiar dicha situación negativa para las mujeres e implantar las políticas activas necesarias para fomentar y aumentar el empleo en el colectivo femenino, evitando así, que las consecuencias de la crisis económica que han provocado los grandes bancos y banqueros, además de los políticos, repercuta negativamente y en mayor medida sobre las mujeres y el resto de la ciudadanía española que nada ha tenido que ver en la gestación de esta complicada y controvertida situación económica y financiera por la que estamos atravesando.

  4. Deben cambiar mucho los valores y la cultura y madurez de esta sociedad para que pueda existir una igualdad real entre sexos, partiendo desde una educación diferente que aún se sigue dando, porque nos planteamos que a las amas de casa no se las retribuye monetariamente en lugar de plantearnos porque son sólo ellas las que realizan esas tareas impagadas, invisibles y haciendo lo que nadie hace; parece una maldición; pero aunque es importante destacar cual es su situación actual sería necesario cambiar el enfoque para poder atajar la raíz del problema; no es solo el mercado de trabajo sino que engloba toda nuestra “visión del mundo”.

  5. Creo que la gran razón de que el paro femenino sea el que es y sea siempre mayor que el masculino es la cultura. La cultura española es la que es por muchas circunstancias. No debemos olvidar que éste país ha vivido durante cuarenta años bajo un régimen dictatorial conservador, en el que la mujer tenía un papel de ama de casa cuidadora de sus hijos y que raramente entraba en el mercado laboral porque el hombre es el que trae la comida a casa y la mujer la que la cocina. Eso ha sido una realidad hasta hace poco más de treinta años y como todos sabemos la costumbres no se quitan fácil. Por lo tanto creo que se deben llevar a cabo políticas que involucren a la mujer de manera que se llegue a la igualdad total, pero también tenemos que ser realistas y saber que los cambios culturales tienen su tiempo y las costumbres se cambian más despacio que las leyes. No podemos compararnos con otros países como Francia u Holanda porque éstos nos sacan cuarenta años de ventaja. A veces da la sensación de que España está en el continente equivocado

  6. De acuerdo con lo que dicen mis compañeros, las mujeres desgraciadamente han tenido que luchar mucho para conseguir una aceptación más fácil en el mercado laboral pero, por suerte y con el paso del tiempo, han sufrido una evolución favorable. Aún así, la lucha de la mujer no termina una vez que se produce su incorporación laboral ya que, también tienen que luchar por conseguir la igualdad con el género masculino. Como se ha dicho, uno de los grandes problemas es la cultura poco favorecedora que tenemos pero no debemos olvidar que esa cultura que pone a la mujer en una situación desfavorable, ha sido impuesta a la sociedad; realmente no existen motivos que justifiquen esa cultura ya que, aunque las comparaciones son odiosas, es necesario destacar lo siguiente:
    -las mujeres suelen cobrar salarios inferiores a los de los hombres, aunque su productividad sea mayor.
    -las mujeres tienen más dificultades que los hombres para conseguir una promoción laboral.
    -las mujeres cotizan menos que los hombres
    Por tanto, para hablar de discriminación es necesario que el hombre tenga más ventajas que la mujer siempre y cuando no haya diferencias de cualificación o preferencias por alguno de ellos.El papel de la mujer siempre ha sido el de “ama de casa que cuida de sus hijos” , es difícil modificar eso pero, no debemos permitir que se nos impongan unas condiciones si no estamos de acuerdo con ellas, como ocurre en este caso. Por suerte o por desgracia, este es un tema muy hablado, por lo que, al menos, conscientes somos de todo esto.

  7. La situación de empleo para la mujer sigue siendo peor que para el hombre, Mientras que la tasa de actividad de los varones es del 67,7%, la de las mujeres es del 52,6%. Estas diferencias también se encuentran en el número de empleados en España, con un 54,2% de los hombres frente al 41,7% de las mujeres.
    Desde que se incorporó al trabajo, la mujer siempre ha sufrido una situación de discriminación frente al hombre. Con la llegada de la crisis, esta brecha se ha acentuado, siendo uno de los colectivos más afectados por las consecuencias de la crisis económica.
    La situación de la mujer en el mundo laboral es, en general, discriminatoria. No sólo se ha reducido su presencia en los altos mandos, sino también en puestos de empleados. Además, cada vez más suenan términos como el “mobbing maternal laboral” que se refieren a la violencia o acoso hacia la mujer en el puesto de trabajo por el hecho de ser madre.
    Así pues, a pesar de que la sociedad avanza y que, en teoría, las diferencias entre hombres y mujeres son cada vez menores, la crisis ha supuesto un duro golpe para el sexo femenino y ha comportado un retroceso en aspectos de igualdad que hay que solucionar.

  8. Al igual que los jóvenes, las mujeres son uno de los colectivos más desfavorecidos y más perjudicados por la crisis. Pero, esto no es solo ahora que estamos atravesando una fuerte crisis económica, las mujeres desde siempre han tenido más dificultades para insertarse en el mercado laboral con un trabajo estable, bien remunerado y de responsabilidad.
    Aunque ya hemos superado muchos tópicos, como el de que la mujer está menos preparada para ciertos trabajos, aún nos queda mucho camino por recorrer y tomar ciertas cosas con más naturalidad como la conciliación entre la vida laboral y la familiar de la mujer.
    Aún sin crisis, en nuestro país la mujer siempre ha sufrido una situación en el trabaja más desfavorable que los hombres. Solo hay que ver los datos de empleabilidad.
    La tasa de actividad de los hombre en 2007, cuando no existía la excusa de la crisis, era del 69,23% mientras que la de las mujeres era de 49,37%. Y en el año 2012, en plena crisis, la tasa de actividad de los hombres es de 66,52% y la de las mujeres es de 53,42%.
    En ambos casos bastante por debajo de la de los hombres.

  9. Es una realidad que vemos a diario o que incluso vivimos las que somos mujeres, somos siempre las más perjudicadas en el mercado laboral en todos los sentidos, tenemos los salarios más bajos, los contratos más precarios, destacamos solo en los sectores menos cualificados como son la agricultura y los servicios, y además tenemos que compaginar las tareas domésticas con los trabajos fuera del hogar y encima esto no está valorado por los gobiernos. No estamos avanzando hacia una sociedad más igualitaria entre hombres y mujeres, aunque avancemos a pasos agigantados en casi todas las áreas de la vida, en la básica seguimos siendo igual que siempre, las mujeres para la casa y los hombres al trabajo a ganar dinero. Ya que hoy en día igual que siempre se considera que lo que gana la mujer es un complemento a lo que gana el hombre, y no se la considera como una posible sustentadora del hogar. Y esto se ve claro porque no se cumplen las leyes de igualdad ni se hace nada por parte de los gobiernos para que esto cambie, sino no estaríamos hablando ahora mismo de la alta tasa de paro femenino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s