LA MOVILIDAD LABORAL EN ESPAÑA

Como consecuencia de la crisis económica y del empleo, la movilidad laboral se ha convertido en una alternativa que han tenido que plantearse muchos españoles, una posibilidad que muchos no se planteaban antes de que España entrara en recesión y aumentara de forma drástica el desempleo.

Como dato relevante, en el año 2011 salieron de España más personas de las que entraron (507.740 frente a 417.423). Una tendencia que, según el Instituto Nacional de Estadística proseguirá hasta 2020.

En España, muchos de los desplazamientos por motivos laborales han tenido lugar de una manera multidireccional – la tasa de movilidad ha experimentado un ligero aumento con respecto a años anteriores- siendo el principal eje sobre el que gira la mayor parte de la movilidad geográfica dentro de España, Madrid. Además, debido a que la contratación de los trabajadores extranjeros ha disminuido con respecto a años anteriores, su tasa de movilidad interprovincial es casi el doble que la de los españoles. Esta situación podría ser indicativa de que la gran mayoría de los empleos sin  cualificación eran ocupados por los trabajadores extranjeros. Entre estos trabajadores, los que ostentan la tasa de movilidad más alta son los procedentes de Mali y China; muy por debajo están ecuatorianos y colombianos.

A pesar de todo, hay estudios que indican que el impacto de la crisis es menor con respecto a años anteriores sobre la contratación. Así,  mientras que en 2010 ésta había disminuido, en 2011 experimentó un ligero incremento del 0,16%. Una situación que, en cierta medida, se justifica por el aumento de la contratación que implica la movilidad interprovincial de los trabajadores; una movilidad que experimentó un aumento del 0,64% en 2011, según los últimos datos disponible del Servicio Público de Empleo Estatal. Se calcula que alrededor de un millón de personas cambiaron de provincia para trabajar.

Dibujo

La movilidad laboral ha aumentado en casi todos los sectores de actividad, con una tasa media que ha pasado de 13,7 a 14,6. Las actividades profesionales, las administrativas y, de servicio y de construcción son las que más destacan, siendo la sanidad y la educación las que han experimentado un mayor descenso.

En la movilidad laboral el nivel de formación juega un papel importante. Las tasas más altas de movilidad están entre los que tienen estudios universitarios y los “sin estudios”, siendo la más baja la de los titulados de Grado Medio de FP.

A modo de conclusión, se podría decir que la movilidad laboral ha sido siempre la asignatura pendiente de la sociedad Española, que sumada a los escasos conocimientos de idiomas suponen restrictivas posibilidades de poder encontrar nuevas y mejores salidas profesionales. Tal y como ha quedado reflejado, el nivel de formación juega un papel muy importante, sobre todo en un mercado de trabajo que está en constante evolución. Los nuevos empleos requieren niveles formativos superiores, el conocimiento de idiomas, y sobre todo, la posibilidad de contrataciones que implican una movilidad laboral. Atrás quedaron aquellos empleos estáticos donde la gran mayoría de los trabajadores pasaban la mayor parte de sus vidas. Esto dio lugar a un condicionante de “estática social”, que permanece aún muy arraigado en nuestra cultura, a pesar de habernos visto obligados a emigrar en el pasado.

Afortunadamente, son tiempos de evolución, de desarrollo profesional no en una, sino en varias empresas, organizaciones o compañías, y todo como consecuencia de un mercado de trabajo cada vez más dinámico y flexible.

En este sentido, se podría decir que la crisis económica y del empleo no sólo tiene efectos negativos. Se está produciendo un cambio paulatino en la forma de pensar, de ver las posibles alternativas o salidas profesionales y,  además,  sobre todo en el colectivo de los jóvenes,  está aumentando el interés por aprender algún idioma. Todo ello, podría suponer a largo plazo superar las principales asignaturas pendientes de la sociedad española, la movilidad laboral y el conocimiento de idiomas.

Fuentes:

www.sepe.es

– Observatorio de las ocupaciones. Datos básicos de movilidad 2012 (datos 2011)

Anuncios

12 pensamientos en “LA MOVILIDAD LABORAL EN ESPAÑA

  1. Totalmente de acuerdo con la última reflexión de que quizás solo nos centramos en que la crisis únicamente ha traído aspectos negativos, pero sí es cierto que ha cambiado el modo de pensar de muchas personas y cada vez son más las personas que hacen una formación superior, cursos , e incluso estudiar idioma. El tema de la formación y los idiomas siempre nos ha diferenciado de muchos países, por ser España uno de los que menor nivel de formación tiene y nunca se le ha dado mucha importancia a los idiomas. Los idiomas actualmente son algo muy importante y que está pasando factura a muchos por ser ya requisito indispensable en la mayoría de los empleos, y por querer salir al extranjero en busca de un empleo, pero por no saber nada de idiomas no poder cumplir este objetivo. Suena muy feo, pero podemos decir que “gracias” a la situación en la que estamos inmersos, estas asignaturas pendientes que tenía España se están saldando, y el día de mañana podemos llegar a ser uno de los países en el que haya mayor porcentaje de personas con estudios.

  2. Personalmente pienso lo mismo que mi compañera en el sentido de que la crisis económica por la que estamos atravesando no sólo supone aspectos negativos tanto para la economía como para la sociedad española sino que está produciendo ( ante la exigencia de mayores niveles formativos para poder optar a conseguir un puesto de trabajo en un mercado laboral que está cambiando drásticamente al igual que la formación y los conocimientos requeridos por las empresas para contratar a las personas). No hay duda de que la crisis económica y financiera española tiene consecuencias y repercusiones negativas para los actores del mercado de trabajo ( principalmente trabajadores o personas que aspiran a serlo) puesto que en estos momentos las empresas prefieren y demandan personas con altos niveles de formación, conocimientos y habilidades. Esto puede hacer que las personas se esfuercen más y le den más importancia a la formación a la hora de poder encontrar un empleo y, con este pensamiento, la formación y las cualificaciones de las personas serán mayores con los beneficios que ello conlleva tanto para las personas en cuestión como para la sociedad española en general y las empresas en particular ya que, dispondrán de mano de obra más preparada y cualificada para el desempeño de las actividades laborales que demandan y, además, los resultados empresariales mejorarán considerablemente y, así, mejorará la economía nacional en general. La exigencia actual de la necesidad de las personas de ampliar su formación y tener una formación adecuada para poder optar a ocupar un puesto de trabajo puede hacer que las personas se conciencien de la importancia de la formación y, de esta manera, opten por mejorar considerablemente sus cualificaciones y sus conocimientos y, con ello, la sociedad española estará más preparada y capacitada intelectualmente y también desde el punto de vista laboral. Por último, quiero decir que la actual y preocupante crisis que vive España y la sociedad española tiene, además de las mencionadas consecuencias positivas, consecuencias negativas como por ejemplo, la salida de población española con elevados niveles formativos a otros países europeos y del mundo en busca de las oportunidades laborales que aquí no tienen. Con este fenómeno, que algunos han denominado ” fuga de cerebros” la sociedad española pierde a personas muy preparadas intelectual y laboralmennte hablando con los innumerables perjuicios económicos( pérdida de competitividad de las empresas españolas), sociales ( menos población residente en España),… que esto supone. La situación de crisis ha de servirnos para aumentar nuestros conocimientos para que éstos puedan ser revertidos en el mercado laboral español y, así, las empresas españolas aumentarán su competitividad y su eficiencia tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

  3. Después de leer este interesante artículo sobre la movilidad en España hay dos aspectos que a mi juicio llaman la atención. Uno la movilidad en si misma puesto que parece que el mercado de verdad está cambiando y las personas se han dado cuenta de que se tienen que mover y otro las personas que se mueven en función de su cualificación académica. En cuanto a la primera cuestión, la de la movilidad en sí misma, es lo que se supone que se busca en la Unión Europea, que haya el dinamismo que hay en EEUU y la gente se mueva de un sitio a otro sin restricciones. El problema que se presenta aquí es que Europa no es EEUU puesto que allí se habla un mismo idioma y aquí muchos. Si tenemos en cuenta además que España es uno de los países en los que hay menos nivel de inglés y ese es el idioma común que se puede hablar en Europa pues más difícil lo tenemos. En cuanto a la formación académica es curioso que las personas que más se muevan sean los menos cualificados y los más cualificados (estudiantes universitarios) y los de Formación Profesional los que menos. Quizás sea inevitable la movilidad pero quizás también habría que plantearse apostar más fuerte por la FP e incentivar esta vía a la hora de asesorar a los alumnos sobre qué es lo que verdaderamente te va a ayudar a encontrar trabajo. La Formación Profesional está a mi juicio desvalorada en España y habría que cambiar esa imagen empezando por aumentar su calidad. No es casualidad que los dos polos opuestos, muy cualificados y sin cualificar, sean los que más se tienen que mover para encontrar su sitio.
    La conclusión que saco de los dos aspectos que he resaltado es la misma, poca inversión en educación o mal invertida. Hay muchas formas de aprender inglés y no solo es una responsabilidad de la enseñanza (mala también bajo mi punto de vista y experiencia), en muchos países europeos como Holanda, los dibujos animados son en inglés y los niños cuando dejan de serlo ya son bilingües y en otros como Portugal emiten muchas películas en versión original y todos saben portugués, español e inglés. Lo mismo ocurre con la educación, en este país cada cuatro años se cambia el modelo educativo y la tasa de abandono escolar en España es de las más altas de Europa. Habría que incentivar la FP y darle el valor que se merece porque tiene que ser el grueso de un país. Al final de lo que te das cuenta es que ni se gasta el dinero que se tiene que gastar, y que lo que se gasta se gasta mal.

  4. El aumento de la movilidad laboral es una respuesta inteligente ante la actual falta de empleo que sufrimos. Es cierto que los trabajadores españoles no poseen una cultura de alta movilidad laboral, ya que hasta incluso con las dificultades que actualmente estamos viviendo para encontrar un puesto de trabajo decente, siguen existiendo personas no dispuestas a abandonar su localidad ante una oferta de un empleo procedente de otro ámbito geográfico. Por lo tanto, podemos decir, que el trabajador español muestra gran resistencia a la movilidad laboral. Sin embargo, esta es una idea que con el paso del tiempo está desapareciendo, hoy en día poseemos un segmento de mano de obra joven, bastante importante en número, con una formación profesional bastante alta que no tiene ningún tipo de problema a la hora de desplazarse con el objetivo de encontrar empleo.
    Personalmente considero que es un auténtico desastre y uno de los grandes problemas de nuestro actual mercado laboral, la falta de oportunidades laborales que sufre el colectivo de demandantes de empleo más jóvenes y altamente cualificados. La movilidad laboral en nuestro país está muy condicionada por los ciclos económicos, la actual tendencia a abandonar nuestro hogar hacia otras provincias, comunidades autónomas o, incluso, otros países con el objetivo de encontrar trabajo, se volverá a ver aminorada en el momento en que nuestro sistema productivo vuelva a ser capaz de crear empleo.

  5. Con la actual situación que atravesamos, los españoles hemos retomado la forma de pensar que a muchos ocupaba a mediados del S.XX, con la gran cantidad de españoles que emigraron con el objetivo de encontrar empleo, a cierto países como Alemania o Argentina.
    Hoy día aunque cueste decirlo, para muchos la mejor alternativa de vida no se encuentra aquí, por lo que se ven obligados a probar fortuna en otras partes del globo. Con esto, España está perdiendo gran cantidad de capital humano. No olvidar que esta pérdida se expande a todos los ámbitos laborales y con destinos muy dispares, como por ejemplo la gran cantidad de médicos españoles que se trasladaron y están trasladándose, laboralmente hablando, a Portugal, al existir allí una gran cantidad de demanda de mano de obra en sanidad.
    Con todo esto concluir diciendo que se debe cortar cuanto antes esta hemorragia laboral que sufre España, ya que se no sólo puede repercutir en el presente sino también en el futuro, con la gran perdida de capital humano de gran calidad que están dejando el país en la búsqueda de un futuro mas próspero

  6. Es cierto que nos habíamos a costumbrado a la estabilidad: a un trabajo estable, a una residencia estable, etc.. pero es que es nuestra forma de ser, creo yo. Los españoles nos relacionamos más con los demás que en otras partes del mundo. Tenemos nuestro circulo de amigos, la familia nos gusta tenerla cerca y también nos gusta crear un hogar, es decir, nuestra casa en propiedad. Nos gusta dar un cierto grado de estabilidad a la educación de nuestros hijos. Pero es cierto que el pensamiento de los mas jóvenes si está cambiando; ellos no tienen hijos, ni casa propia, etc… así que no tienen ningún impedimento para moverse.

  7. La movilidad laboral tiene aspectos positivos y negativos.
    Hace que las personas con alta formación que se van a otros países a trabajar se beneficien de aprender otros idiomas y de adquirir experiencia y más formación.
    Por otro lado, como se ha dicho la movilidad afecta más a personas con baja cualificación. Esto puede deberse también a que los puestos de trabajo en españa que necesitan baja cualificación están siendo ocupados en los últimos tiempos por personas cualificadas que se sienten sobrecualificados. Asimismo, ir a otro país a trabaja afecta a nivel personal negativamente si tienes tu vida “hecha” en España y lo ves como única opción.
    Además, hay que mirar el pasado y ver las causa que han acabado provocando esta situación. España históricamente no ha sido capaz de crear muchos puestos de trabajo y en los últimos años el sector productivo que creaba más puesto de trabajo era el de la construcción y los relaionados con este como el inmobiliario, que se sabía que no podrían seguir creciendo eternamente. Por tanto, esta situación se podría haber evitado o no sería tan grave si se hubiera centrado la actividad productiva en otros sectores más estables y beneficiarios para la sociedad como la innovación o la investigación.

  8. España es un país de emigrantes, los movimientos migratorios, han sido un capítulo importante de la historia de España del siglo XX. La movilidad laboral es un concepto que viene creciendo en estos tiempos.
    Los ciudadanos españoles tienen cierta resistencia a la movilidad laboral, como ha comentado mi compañero Jesús. Según datos ofrecidos por Eurostat, a los jóvenes españoles les cuesta salir del núcleo familiar: un 87.8% de los hombres y un 84.8% de las mujeres permanece en casa en edades comprendidas entre los 18 y los 24 años.
    El gran desempleo existente en España a causa de la crisis, ha creado la necesidad en la población española de salir del país a buscar una oportunidad para poder crecer a nivel personal y profesional.
    La movilidad nos ofrece una serie de ventajas e inconveniente. Ventajas como: la inmersión lingüística, vivir en un país diferente con un idioma diferente ayuda a procesar y asimilar la información en esa lengua, facilitando su aprendizaje. Por otro lado, permite conocer otras culturas, sociedades, fomenta la convivencia, contribuye al desarrollo y crecimiento personal, se tiene oportunidad de conocer métodos de trabajo diferentes, favoreciendo la innovación en el puesto de trabajo, la flexibilidad y una mayor adaptabilidad de cara al futuro y también nos permite hacer “networking”, tener acceso a una buena red de contactos para desarrollar la carrera profesional. Respecto a inconvenientes podemos destacar: las personas que van a buscar el empleo tengan que vivir lejos de su entorno familiar y por otro lado, el país pierden a personas suficiente preparadas, por tanto, pierden la inversión que han hecho con ellos, siendo beneficiarios de estas personas los demás países.
    Es cierto que desde Europa pretender crear un marco laboral con cierta movilidad. Para ello, debemos tener un idioma en común, y cada país tiene su propio. Esta situación crea un problema en nuestro país, donde la mayoría no sabe una segunda idioma, pero es cierto que nos estamos poniendo en cierta medida las “pilas” en este aspecto.
    Para concluir, debemos de desarrollar políticas que permitan integrar en el mercado laboral a las personas especializadas para poder frenar un poco la movilidad y así que sea nuestro propio país quien recoja los “frutos” de la inversión que han realizado y no otros.

  9. Estoy totalmente de acuerdo en que la movilidad laboral entre provincias españolas y un poco de movilidad laboral fuera de España, puede llegar a ser algo positivo, pero es una realidad muy triste, que esta movilidad se produzca por motivos que obligan a los ciudadanos a trasladarse para poder trabajar para vivir. Efectivamente la mayoría de las personas que se trasladan tienen una cualificación elevada, ya que al tener una mayor preparación no quieren desaprovecharlas en sus casas. Es bueno para ellos el hecho de que fuera puedan encontrar un empleo, al fin y al cabo lo que persiguen, pero y para el país, en el que se está perdiendo a grandes talentos formados aquí y que son aprovechados por otros países.

  10. Analizando la actual situación emergente en la que se encuentra España debido a la crisis económica, a la recesión y el alto índice de desempleo, muchos españoles se han planteado desplazarse a otros lugares por motivos laborales, en busca de empleo, como una alternativa, siendo Madrid la ciudad predeterminada para la mayoría de las movilizaciones.
    Estos desplazamientos aumentan con respecto a años anteriores debido a que la contratación de trabajadores extranjeros ha disminuido en estos últimos años ya que son estos los que tienen trabajo de baja o escasa cualificación, con lo cual empuja a que se movilicen a nivel interprovincial en busca de empleo sin que exijan ningún tipo de formación. Siendo la tasa de movilidad más alta en los españoles con estudios universitarios y los españoles sin estudios, y la tasa más baja los que tienen grado medio de FP. Por ello, el nivel de formación es muy importante con respecto al mercado laboral para poder tener más posibilidades de encontrar nuevas salidas profesionales.
    Hay que ser consciente que las competencias exigidas en el mercado de trabajo cada vez son mayores y están evolucionando. Cada vez es más la necesidad de poseer un nivel superior de formación y conocimientos, así como el manejo de idiomas (una segunda lengua) para poder abrir fronteras al mercado de trabajo de otros países
    Datos del Servicio Público de Empleo Estatal, calcula que alrededor de un millón de personas cambiaron de provincia para trabajar.
    Esta movilidad ha afectado a la mayoría de sectores de actividad en España.
    Lo positivo de esta situación es que estamos en tiempos de cambio y evolución, se requiere otras posibles alternativas o salidas profesionales, sobre todo en el colectivo de los jóvenes que se ven obligados a formarse, sobre todo aquellos que no lo hicieron en su debido tiempo por salir al mundo laboral. Para poder sobre llevar esta situación debemos tener un cambio de mentalidad, ya que la seguridad laboral y todo ello debe ir unido a un cambio de mentalidad, ya que todo está en continuo movimiento.

  11. Debido a la actual situación que estamos atravesando, la movilidad laboral parece ser una posible solución para muchas personas, y sobre todo para los jóvenes que buscan obtener un empleo casi inexistente en nuestro país.
    A pesar de los aspectos negativos de esta crisis económica, dicha situación está provocando que nos movamos, formemos y reinventemos, haciendo que poco a poco entendamos que si queremos algo mejor habrá que esforzarse, buscando todas las posibles alternativas para intentar salir de esta situación aunque sea emigrando a otros países.
    La seguridad por la que hemos pasado durante muchos años esta desapareciendo y tenemos que comprender que los trabajos de por vida en una empresa cada vez son menores.
    Por otro lado, y en cuanto a los aspectos negativos, España está perdiendo con dicha movilidad, gran cantidad de capital humano muy cualificado, debiendo cortar cuanto antes esta perdida laboral que sufre nuestro país, creando alternativas para los españoles y no siendo la única solución emigrar a otros países.

  12. Es cierto que la mayoría de los trabajadores españoles mostramos una gran resistencia a la movilidad laboral, ya que siguen existiendo personas que no están dispuestas a abandonar su localidad, aunque tengan ofertas de empleo procedentes de otros ámbitos geográficos. Pero con la actual y grave crisis que estamos viviendo, parece que estamos cambiando la forma de pensar, y cada vez somos más los que pensamos que si no encontramos trabajo aquí, pues habrá que buscarlo fuera.
    Por eso pienso que el aumento de la movilidad laboral es algo positivo y una medida de combatir la situación de crisis de vivimos ante la falta de empleo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s