DESIGUALDADES REGIONALES DENTRO DE ESPAÑA: SITUACIÓN ANDALUZA

Imagen1

Es evidente para todos nosotros que las desigualdades regionales existen, da igual a la escala que miremos (global, nacional o local). Entre distintos países del mundo, de la UE o diferentes regiones españolas, como es el caso que aquí nos ocupa; mucho más allá de la antigua dicotomía norte-sur la cual ya no se da en las mismas condiciones, gracias a los países BRICS y otros fenómenos relativamente recientes.

En lo que respecta a nuestro país y a esta región que habitamos, tal y como indican los datos oficiales (tabla superior), el “escalón” es evidente con respecto al resto de España: la media de la tasa de ocupación en España es cerca de 10 puntos porcentuales superior a la Andaluza, y aún más alta es en Andalucía la cifra de la tasa de paro con respecto a la media española.

Pero, analicemos la situación primero desde la perspectiva económica, veamos si podemos encontrar las causas de esta desigualdad.

La más importante desde un plano teórico y bastante evidente es la situación de nuestro mercado en sí; como sabemos cada mercado es diferente y el mercado de trabajo andaluz es distinto al madrileño, por ejemplo, y a consecuencia de eso aquí se demandan más determinadas profesiones, o están desarrollados determinados sectores de manera distinta; así en el caso de nuestro sector turístico el cual está más orientado a “Sol y playa”, o tenemos más trabajo en el sector de la agricultura.

Todas estas características específicas nos han otorgado más eventualidad, el “puesto de trabajo tipo” del cual podríamos trazar el perfil en nuestro territorio suele ser con gran dosis de temporalidad y de baja cualificación. Esto se debe a que estas condiciones “sui generis” han terminado por delimitar y configurar un sistema productivo débil. Sus rasgos lo hacen más vulnerable a las crisis, el paro es mayor cuando existe en el resto de España, y en nuestra región aún más.  También, cuando existe una burbuja económica como la que hemos pasado nos “aferramos” más a ella, con lo que se consiguen mayores oscilaciones del ciclo económico.

Pero vayamos un poco más allá. El origen de las características que configuran el mercado de trabajo en la mayor parte de las ocasiones (a excepción, al menos en los casos regionales del marco legislativo) se encuentra en la misma sociedad, en su folklore, su cultura y sus recursos disponibles. Aunque esto excede de los límites de nuestra asignatura, se podría  identificar algunos problemas para solucionarlos, tales como:

La educación: la configuración de nuestro sistema educativo español, aún muy lejos de estándares europeos, es discutible, aunque si con altas tasas de abandono escolar prematuro; y en el caso andaluz eso ha conllevado una de las más altas tasas de analfabetismo de todas las CC.AA. españolas.

Increíblemente, el mayor problema a nivel global del sistema educativo es distinto:

http://www.youtube.com/watch?v=AZ3JmuaUrxs

El medioambiente: el uso de energías renovables es una preocupación que ya debería ser una realidad, España y Andalucía en particular estaban en una buena senda, o eso nos creemos porque siempre se puede hacer algo más al respecto, y con la excusa de la crisis todas estas alternativas se han olvidado (lo mismo ocurre con el siguiente epígrafe de la prevención de riesgos laborales, las condiciones laborales empeoran y no se usan los EPI’s como antes). Un último ejemplo que ya debería de estar circulando:

http://labioguia.com/labioguia/autos-de-aire-comprimido/

Anuncios

4 pensamientos en “DESIGUALDADES REGIONALES DENTRO DE ESPAÑA: SITUACIÓN ANDALUZA

  1. Cada región marca un mercado de trabajo de acuerdo a sus recursos y a su entorno, es decir, en base a lo que sus clientes necesitan y con lo que disponen para satisfacer este objetivo. En el caso de Andalucía, y sobre todo en Huelva, tenemos un mercado de trabajo centrado sobre todo en la agricultura y en el turismo, como ha indicado mi compañero. Esto hace que haya un trabajo de carácter cíclico, que sube y baja según en la temporada en la que nos encontremos. En cuanto al turismo, en verano se disparan las ofertas de empleo porque la población llega a triplicarse, sobre todo en zonas de costa, pero claro este tipo de trabajo son sobre todo en el sector de la hostelería, hoteles… Lo malo es que esto sólo dura 3 meses, y en Septiembre volvemos a encontrarnos muy por debajo de la media de paro Española.
    Pero lo que sobre todo nos está salvando de la crisis, es que gozamos de un amplio sector de la agricultura en Andalucía, que no tienen otras regiones, y aunque este sector sea también de carácter cíclico, es una gran ayuda. Lo malo es que este sector lo suelen ocupar extranjeros sobre todo.
    En Andalucía lo que predomina son trabajos de carácter cíclico, algo que nos da muchos empleados a veces, y pocos otras veces, por desgracia cuando nos dan mucho empleo son menos meses que cuando el mercado goza de pocos empleados. Se puede decir que en Andalucía, sobre todo vivimos gracias al turismo y a la agricultura, y esto es algo que deja mucho que desear de nuestra región.

  2. Cada mercado de trabajo, como el de Andalucía, tiene unas características que lo diferencian de los demás, por ello no es bueno comparar datos numéricos como el paro o la ocupación.
    Lo mejor para el mercado de trabajo de Andalucía es aprovechar sus características y “sacarles partido”, no verlas como un problema. Por ejemplo, muchos puestos de trabajos nacen de la agricultura y el turismo, entonces se podría centrar la investigación, desarrollo e innovación ahí y adaptar la contratación a los períodos de actividad de estos sectores.

  3. Yo añadiría una palabra más “desigualdades regionales forzadas dentro de España “, pero solo al referirme a Andalucía. Los andaluces siempre han sido gente conformista, nos bastaba con ir tirando, nuestro modo de vida se basaba en vivir de lo que nos daba la tierra y siempre bajo el pie del señorito de turno, latifundista, con vivienda en Madrid, y casa de recreo y caza en Andalucía, que siempre nos han controlado, ayudados por una fe religiosa, impuesta a base de miedos y unas autoridades que se han aprovechado de nuestra pasividad y conformismo. Andalucía quiso levantar la cabeza, aprovechando los tiempos en que nacía nuestra democracia y, tuvimos que hacerlo forzando las circunstancias.
    Andalucía trae un lastre de analfabetismo que nos está costando mucho trabajo quitar porque seguimos sin forzar la maquinaria, nos aguantamos con lo que nos ofrecen. Andalucía carece de Empresarios con mayúsculas, emprendedores dispuestos a arriesgar como los hay en otras parte, que quieran arriesgar por su tierra y los hombres y mujeres que vivimos en este sur tan mal entendido desde el norte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s