SITUACIÓN CRÍTICA PARA LOS JÓVENES ANDALUCES.

Históricamente, Andalucía siempre ha ocupado uno  de los primeros puestos en cuanto a tasa de desempleo se refiere, al igual que en caso del desempleo juvenil.  Por desgracia, la realidad actual  sigue siendo la misma, Andalucía es la  comunidad autónoma con la mayor tasa de paro a nivel nacional (35.86%) según la recién publicada encuesta de población activa (EPA), tan solo superada por la ciudad autónoma de Ceuta (37,84%). En el caso del  desempleo juvenil (los jóvenes de hasta  25 años)  los datos son aún si cabe más penosos, con una tasa de 65.11%, o lo que es lo mismo mas de seis de cada diez jóvenes no tienen empleo.

 En la siguiente gráfica observamos la evolución del desempleo juvenil en nuestra comunidad autónoma, desde el mes de marzo de 2010 hasta finales del pasado año 2012. En la misma se aprecia una clara evolución al alza, ya que en un periodo de dos años y medio, la tasa ha sufrido un incremento del 15% aproximadamente. Este aumento va en relación a los datos generales de desempleo estatal, aunque se agrava esta situación en el caso de nuestra Andalucía, y más aun en el caso de los jóvenes.

 Image

  Analizando los datos de desempleo juvenil por sexo, las cifras revelan unas tasas inferiores en el caso de las jóvenes andaluzas, 5 puntos por debajo de la tasa masculina.

Image 

Finalmente analizamos los datos de la totalidad del territorio nacional por comunidades autónomas y también las ciudades autónomas de Ceuta y melilla. De ella se desprende que la ciudad autónoma de Ceuta encabeza la clasificación, seguida de de comunidad canaria y Andalucía. A la cola se encuentra la rioja, Cantabria y Aragón con unas tasas entre el 36% y 45%.

 Image

 Algunas causas podrían ser,  por un lado  la falta de formación a los jóvenes, ya que  es vital para que una sociedad se desarrolle económicamente. Además no ayuda mucho, la esencia tradicional de la cultura española la cual no apuesta por la formación, como bien demuestra el alto porcentaje de abandono escolar. Los datos disponibles indican que la calidad de la formación en España es cuestionable, como demuestra el informe  PISA (Program for International Student Assessment), que deja a las claras que  los estudiantes españoles tienen un nivel sustancialmente inferior al resto de la Unión Europea. Por lo tanto se hace necesario además de incrementar los gastos en educación (tan castigados por la actual política de recortes), así como  una correcta aplicación de los recursos asignados presupuestariamente  en materia educativa, es decir, saber hacia dónde destinarlos para conseguir unos mejores resultados.

 Otro aspecto a tener en cuenta es la precariedad del mercado de trabajo andaluz, con excesiva dependencia de sectores como el de la agricultura y construcción, así como la degradación del mismo  con la actual crisis económica. Al igual que comentamos en el post anterior, hace unos años  se produjo una gran oleada de abandono de los estudios para dedicarse a ciertos sectores como la construcción o la agricultura, acrecentándose de una forma mayor en Andalucía.

 Sin embargo, la solución no es tan simple. La oferta de trabajadores cualificados no crea necesariamente su demanda. Todo depende de la calidad de la formación, de su correspondencia con las necesidades del mercado laboral y de la actitud de los formados. Debido a esto, pensamos que  para mejorar la actitud, mentalidad y empleabilidad de los jóvenes hay que potenciar otros aspectos educativos o formativos como la motivación, orientación laboral según las necesidades del mercado,  creación y emprendimiento, fomentar una mayor  cultura de idiomas mediante el aprendizaje de estos desde la infancia

Por tanto, creemos que debemos añadir verdaderas soluciones, ya que si cada vez hay menos puestos vacantes y más dificultad para encontrar trabajo debido a la poca oferta, habrá que  intentar hacer algo y buscar  nuevas alternativas que vayan en la dirección correcta, incorporando nuevas ideas, innovar, emprendiendo y  dejando a un lado el miedo a lo nuevo. En definitiva,  aportar todo lo que esté en nuestras manos.

Podemos acabar lanzando las siguientes cuestiones, ¿por qué crees que los jóvenes nos encontramos en esta situación? ¿Qué podemos hacer la juventud al respecto?

 

 

Anuncios

4 pensamientos en “SITUACIÓN CRÍTICA PARA LOS JÓVENES ANDALUCES.

  1. Aquí en nuestra tierra debido a la situación actual económica estamos sufriendo el fenómeno de la generación perdida, es decir, contamos con la tasa de paro juvenil más alta de España.
    Las reformas laborales con las que hemos contado hasta ahora no han sido muy fructíferas que digamos. Visto que el Gobierno español no da con la “tecla´´ para poder solucionar este grave problema, pienso que la Unión Europea debe poner cartas en el asunto.
    Esto está trayendo algunos problemas, como que los jóvenes cualificados de Andalucía estén partiendo a otras ciudades europeas en busca de un futuro laboral más esperanzador que el que se encuentran en España. Esto quiere decir que gastamos dinero en formación pero no hay cotización en España, por lo que es menos dinero para el Estado, con los problemas que ello acarrea.

  2. La política que está aplicando el gobierno es una política fiscal restrictiva en la cual disminuye el gasto público y aumenta los impuestos. Este tipo de políticas lo que hace en general es subir el desempleo, es decir, las medidas neoliberales que se están llevando a cabo, en vez de sacarnos del agujero tan profundo en el que estamos inmerso, nos está metiendo más de lleno en él.
    Andalucía en especial, es una de las comunidades autónomas que resalta por el gran aumento de la tasa del paro, y en especial los jóvenes. Se habla de unas cifras desorbitadas, algo que preocupa a la sociedad, ya que no sabemos dónde vamos a llegar.
    Normalmente el gobierno siempre saca políticas de fomento de empleo para los jóvenes, pero con las medidas que se está llevando a cabo parece que no se está teniendo muy en cuenta a este colectivo. ¿Por qué lo están haciendo así?, es lo que todo el mundo se plantea; está claro que esta situación nos afecta a todos los ciudadanos, destacando especialmente a los jóvenes, que son el futuro del país, por ello debemos de luchar y trabajar unidos, y no permitir que nos manipulen como marionetas.
    Esto es la pescadilla que se muerde la cola, si no fomentas los cimientos, es imposible que el edificio se mantenga en pie.

  3. A la pregunta que nos lanza los compañero, a mi parecer muchas son los mecanismos que los jóvenes tenemos en nuestra mano para hacernos más atractivos a los oferentes de empleo.
    Claro está que no no toda la culpa de una situación es de un solo colectivo, pero lo que no solo lo jóvenes somos culpable de nuestra situación. Pero si un parte de ella. Cuando en años de bonanza económica el sector de la construcción se convirtió en una golosina que muchos jóvenes quisieron probar. Muchos veían una forma fácil de incorporarte al mercado laboral, ser joven con dinero, nuestro primer coche… Pero a un alto coste de oportunidad, y este coste es el abandono escolar. Muchos de ellos no finalizaban ni la enseñanza obligatoria. Pero como hemos visto esto no ha durado mucho tiempo y la burbuja inmobiliaria estalló. Ahora nos encontramos con una cifra muy alta de jóvenes desempleados y no formados.
    La formación es una de las mejores vías para poner solución al problema del desempleo juvenil. Tenemos que convertirnos en demandantes de empleo atractivos, que el empresario vea que no le seremos un coste sino un fruto que le producirá ingresos y beneficios.
    Esta sería la cara más optimista para salir de esta situación, pero si nos paramos a pensar un poco con los recortes actuales en el sistema educativo y las subida de tasas, no se nos está poniendo fácil hacernos atractivo.

  4. En Andalucía hay mucho talento, pero parece que no se reconoce o no queremos reconocerlo, ciertamente es una pena que jóvenes talentosos y bien formados estén saliendo del país en busca de un trabajo, y ya no hablamos de trabajar para lo que uno se ha formado sino para trabajar de cualquier cosa.
    En respuesta a la pregunta que se plantea en este post, coincido con mi compañero Javier en que debemos hacernos más atractivos para las empresas, pero trabajar en la empresa privada no es la única solución, ser emprendedores es algo que debemos proponernos, según datos de la Seguridad Social facilitados por ATA-A (Asociación de Trabajadores Autónomos de Andalucía) solo dos de cada 100 autónomos son menores de 25 años, una tasa bajísima si la comparamos con otros países.
    En mi opinión la creación de estímulos y ayudas a los nuevos emprendedores facilitarán la salida de la crisis y el auge en Andalucía tan necesario en la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s