CONSECUENCIAS DEL TRABAJO INFANTIL

Entre las tensiones en la biofísica se encuentra el desarrollo económico y las condiciones de vida, siendo el trabajo infantil un ejemplo con el que podemos reflejarlo.

Últimamente se habla menos del trabajo infantil en el mundo y se invierte menos tiempo en su tratamiento, ya que en los países más desarrollados casi ha desaparecido este tipo de trabajo. En los países subdesarrollados sin embargo, sigue estando presente el trabajo infantil.

El trabajo infantil afecta al bienestar de un niño/a y compromete su desarrollo, educación y sustento futuro. La naturaleza y forma en que se realiza el trabajo, dañan, explota a los niños/as y privan de su educación. El trabajo infantil impide que el niño/as viva su niñez y adolescencia, dando lugar a una futura exclusión social.

Lo ideal sería que estos niños y niñas disfrutaran de su niñez, jugando, aprendiendo y preparándose para una vida laboral digna.

Lamentablemente, no siempre es así. Existen familias en las que la supervivencia de éstas depende de la fuente de ingreso que pueda aportar un niño a través del trabajo. Es en este caso dónde el niño o niña es obligado a trabajar, lo cual acarrea no ir a la escuela, no disfrutar de su niñez… Son muchos niños los que se ven obligados a trabajar para terceros o en la propia empresa familiar para sustituir la mano de obra externa. La pobreza se refleja a través de un círculo vicioso, pues ésta termina pasando de unas generaciones a otras. Para romper con la pobreza es necesario romper con este círculo.

Círculo vicioso: la familia es pobre, por lo que el niño debe trabajar; debido a que trabaja, el niño no puede estudiar; debido a los bajos ingresos, envía a sus respectivos hijos a trabajar; y sin educación, sus ingresos como adulto son bajos. Y así una y otra vez.

Cabe decir que erradicar el trabajo infantil, desde esta perspectiva, supondría un problema para estas familias a corto plazo, pues dejarían de percibir ingresos. Ello, podría ser compensado con medidas como proporcionar ingresos o subvenciones a este tipo de familias pobres para que puedan escolarizar a sus hijos; ofrecer a los adultos posibilidades de ganar ingresos los cuales sustituyan a los del trabajo infantil… Es decir, se debe ofrecer a los niños la posibilidad de una enseñanza buena y facilitar a las familias pobres otras fuentes viables de ingresos. La calidad de la educación es muy importante, pues los niños deben de aprender en la escuela, deben de garantizarse un futuro para cuando sea adulto tener un trabajo merecedor. Si la educación no es de calidad muchos de los padres pueden percibir que los hijos/as no reciben una educación correcta y optaran por que trabajen en vez de estudiar.

Además, el trabajo infantil afecta al mercado laboral, pues debido a que los niños ocupan empleos que podrían ser desempeñados por adultos, los salarios se ven reducidos y las tasas de desempleo se elevan. Además de aumentar el desempleo a su vez también aumenta la precariedad laboral.

El video muestra como las empresas contratan a los niños para realizar un trabajo y los motivos que le llevan a ello es: la escasez de mano de obra como por ejemplo en la agricultura; los salarios son menores, pues los niños cobran menos que los adultos; la ignorancia de los niños a tratar con sustancias peligrosas, por lo que son menos cautos y trabajan más ligero; no reivindican sus derechos;…

Comentar también, que no sólo nos encontramos ante actividades con fuerza de trabajo, pues las tareas domésticas no se encuentran consideradas como tal, pero si este tipo de actividades son desarrolladas por niños, igualmente supondrá un obstáculo para el desarrollo de éste, ya que el dedicarse durante horas a estas tareas lleva consigo la falta de asistencia a la escuela, acarreando la disminución del rendimiento escolar.

Se puede justificar la erradicación del trabajo infantil por razones económicas, para la formación del niño y por razones humanitarias. Para que ello sea posible, tal y como lo expresa el video se tienen que unirse el gobierno, las empresas y la sociedad. El gobierno estableciendo más políticas públicas, más escuelas públicas, ayudas para que los padres puedan hacer frente a los gastos escolares y familiares, comedores gratis,…Las empresas no contratando mano de obra infantil, garantizar la seguridad en el trabajo de los adolescente, introduciendo tecnología que sustitúyala mano de obra infantil,…. La sociedad defendiendo los derechos de los niños/as a disfrutar de su infancia.

Para concluir, decir que un niño tiene que vivir la vida de un niño.

Anuncios

15 pensamientos en “CONSECUENCIAS DEL TRABAJO INFANTIL

  1. Nuestra opinión se corresponde totalmente con el objetivo que se pretende, que no es otro que lograr que el gobierno ayude a las familias con escasos recursos, más educación pública y prohibir que las empresas contraten a niños. Las consecuencias son extremadamente graves y si no lo evitamos desde el principio entramos en el círculo vicioso que anteriormente se ha comentado en el artículo (explotación infantil, menos educación y por lo tanto menos posibilidades de conseguir un buen trabajo en el futuro y en buenas condiciones y elevadas tasas de desempleo. También somos conscientes de que debido a la situación por la que estamos atravesando es muy difícil decirle a una familia que su hijo tiene que estudiar en lugar de trabajar, pero por eso y con la ayuda de todos es lo que tenemos que conseguir, que un niño tenga la vida de lo que es, de un niño.

  2. claramente lo que nos muestra tal vídeo y tal noticia no es otra cosa que lo que todos ya sabemos, en los países menos desarrollados y por tantos con escasa o nula legislación sobre el tema laboral de los menores, se aprovechan y por tanto son ellos, los menores los que pagan los platos rotos. Es cierto como bien argumenta la noticia, que esto se debe a problemas de cultura y necesidad, si una familia no tiene recursos suficientes no para que el niño estudie, sino que es totalmente necesario la ayuda económica de este para poder subsistir, por lo tanto hasta que los gobiernos de dichos lugares no ofrezcan otro tipo de ayudas o medidas económicas para estas familias, el problema sera muy complicado de erradicar, y en estos lugares, los jóvenes que luego se convertirán en adultos, no tendrán muchas posibilidades de desarrollarse mas haya de lo establecido para todos los demás.

    Alberto Pérez vargas

  3. En primer lugar, cabe destacar que, por suerte, el trabajo infantil en nuestro país ya se erradicó hace muchas décadas.
    No obstante si existen países subdesarrollados en los que sigue habiendo una alta tasa de empleo ocupada por niños menores ya que no existe una legislación fuerte al respecto para atajar esta situación.

    Como bien se ve en vídeo, este problema viene dado por unos escasos ingresos y sustentos familiares, que hace que las familias que tienen niños se vean obligadas a que éstos trabajen. Pero el problema no viene solo de las políticas del país sino también de las empresas que hacen posible estas situaciones. No bastaría con prohibir a las empresas a no contratar niños y solo adultos, ya que si hacen esto, probablemente reduzca el sueldo a todos los adultos contratados a fin de seguir obteniendo los mismos beneficios, por tanto, los niños no trabajarían pero el nivel económico en las familias sería igual o más bajo.

    Visto esto, consideramos que las medidas las han de tomar conjuntamente las empresas, los gobiernos y la sociedad, para llegar a un estado que satisfaga a todos y que, sobre todo, no violen los derechos fundamentales de un niño.

    Sara Rodríguez Díaz

  4. Como bien se observa en el video y posteriormente decís en el comentario, disfrutar de una infancia digna es un derecho del que deben de disfrutar todos los niños. Principalmente, por el carácter humanitario y moral que se deriva de ello y posteriormente, por la influencia que la vulneración de tal derecho tiene sobre la sociedad y la economía en general.
    Consideramos que tanto la sociedad, como las empresas y el Estado son conscientes de las graves consecuencias del trabajo infantil pero, a pesar de ello, aún se sigue dando este tipo de trabajo, sobre todo en los países subdesarrollados. Ahora bien, las condiciones por las que atraviesan actualmente muchos países desarrollados, como es el caso de España, nos lleva a pensar en el posible aumento de este tipo de trabajo retrocediendo a tiempos anteriores como está ocurriendo con otras muchas cuestiones.
    Muchas familias de países actualmente en crisis, se ven obligadas a hacer que sus niños trabajen debido a lo que se referís como “el círculo vicioso”. El alto nivel de desempleo unido a la escasa inversión del Estado en políticas públicas, concretamente en políticas de empleo y de educación, ha hecho que muchos niños tengan que abandonar el colegio y ponerse a trabajar llevándoles a una situación a largo plazo de exclusión social. Es cierto que si las empresas, sociedad y Estado se unieran en contra de este tipo de trabajo, se podría llegar a una erradicación del mismo, pero consideramos que la sociedad sí que está muy concienciada de ello y que son las circunstancias que se nos presentan las que nos llevan a aceptar tales decisiones. Es por ello que pensamos que sí sería necesaria la unión de sociedad, empresas y Estado para acabar con el trabajo infantil, pero dicha unión debería ser impulsada por el Estado: sancionando a las empresas que habitúen este tipo de trabajo, invirtiendo en políticas de empleo que persigan la reducción del desempleo; proveyendo a las familias de ayudas económicas que faciliten la educación de sus hijos, etc.
    Grupo 4

  5. Bajo mi punto de vista, el trabajo infantil es un problema que actualmente afecta a todo el mundo diferenciando claramente por regiones en el que toma especial protagonismo los países subdesarrollados.
    Tal y como indica la noticia y el vídeo los responsables de que se de esta situación somos todos, ya que la situación que se da es bastante lamentable, tanto los niños como los menores de 16 años deben estudiar, jugar… es decir, llevar una vida de un niño. Podríamos entre todos llevar a cabo medidas para mejorar esta situación tal y como indican mis compañeros en sus comentarios, ya que hay varias medidas que con las proyecciones que hay no se quedarían sólo en proyecciones, ya que podrían llevarse a cabo con la ayuda de todos tal y como indico, no solo por los agentes que aparecen en la noticia (el gobierno, las empresas y la sociedad) sino por las ayudas de otros países.
    Por tanto. el círculo vicioso se podría erradicar, y darle a estos niños y jóvenes una vida mejor con el apoyo de todos.
    Lorena Gómez Rodríguez.

  6. Mi opinión se corresponde totalmente con el objetivo que se pretende, que no es otro que lograr que el gobierno ayude a las familias con escasos recursos, más educación pública y prohibir que las empresas contraten a niños. Las consecuencias son extremadamente graves y si no lo evitamos desde el principio entramos en el círculo vicioso que anteriormente se ha comentado en el artículo (explotación infantil, menos educación y por lo tanto menos posibilidades de conseguir un buen trabajo en el futuro y en buenas condiciones y elevadas tasas de desempleo. También somos conscientes de que debido a la situación por la que estamos atravesando es muy difícil decirle a una familia que su hijo tiene que estudiar en lugar de trabajar, pero por eso y con la ayuda de todos es lo que tenemos que conseguir, que un niño tenga la vida de lo que es, de un niño.
    María Bella Márquez Ponce

  7. Estoy totalmente de acuerdo con la conclusión de este vídeo y con los demás comentarios de mis compañeros. En los países más desarrollados, creemos que este tipo de trabajo infantil ya casi no existe y nos olvidamos un poco de ello, pero es cierto que en el tiempo en que vivimos millones y millones de niños tienen que empezar a trabajar desde muy pequeños, dejando de lado todo lo que significa ser niño. Por ello, como se dice en el vídeo, es un compromiso de todos, empezando por la empresas pasando por el gobierno y sus leyes y acabando con los propios padres y la familia en general, el plantearse de verdad que no tiene que existir el trabajo infantil y que hay que prohibirlo.

    Verónica Giraldo Machuca

  8. La entrada publicada y el vídeo abarcan muy bien la totalidad del tema en cuestión por lo que poco más hay que añadir. Sí resaltar al igual que mis compañeros, que el Gobierno de todos los países (subdesarrollados o no) tiene que poner los medios para que no se lleguen a dar los factores que llevan al trabajo infantil, como son la pobreza y la falta de empleo, falta de acceso a la educación de calidad, familias desarticuladas sin unos servicios sociales que les ayuden, etc. Mis compañeros han dado las posibles soluciones que podrían darse ante estos problemas pero me gustaría destacar la importancia, sobre todo en los países subdesarrollados, que tendría una adecuada formación sobre las consecuencias que trae esta vulneración de los derechos del niño, ese círculo vicioso del que se habla en la entrada. Quizás muchos padres no se han parado a pensar en éso, quizás hay que cambiar también la mentalidad de los mismos, aunque lo primordial sean las actuaciones de los gobiernos, sobre todo porque es difícil que personas con los mínimos recursos no pienses en el día a día y sí en el largo plazo.

    – Irene Gómez Pavón.

  9. Como bien se observa en el video y posteriormente decís en el comentario, disfrutar de una infancia digna es un derecho del que deben de disfrutar todos los niños. Principalmente, por el carácter humanitario y moral que se deriva de ello y posteriormente, por la influencia que la vulneración de tal derecho tiene sobre la sociedad y la economía en general.
    Considero que tanto la sociedad, como las empresas y el Estado son conscientes de las graves consecuencias del trabajo infantil pero, a pesar de ello, aún se sigue dando este tipo de trabajo, sobre todo en los países subdesarrollados. Ahora bien, las condiciones por las que atraviesan actualmente muchos países desarrollados, como es el caso de España, nos lleva a pensar en el posible aumento de este tipo de trabajo retrocediendo a tiempos anteriores como está ocurriendo con otras muchas cuestiones.
    Muchas familias de países actualmente en crisis, se ven obligadas a hacer que sus niños trabajen debido a lo que se referís como “el círculo vicioso”. El alto nivel de desempleo unido a la escasa inversión del Estado en políticas públicas, concretamente en políticas de empleo y de educación, ha hecho que muchos niños tengan que abandonar el colegio y ponerse a trabajar llevándoles a una situación a largo plazo de exclusión social. Es cierto que si las empresas, sociedad y Estado se unieran en contra de este tipo de trabajo, se podría llegar a una erradicación del mismo, pero considero que la sociedad sí que está muy concienciada de ello y que son las circunstancias que se nos presentan las que nos llevan a aceptar tales decisiones. Es por ello que pienso que sí sería necesaria la unión de sociedad, empresas y Estado para acabar con el trabajo infantil, pero dicha unión debería ser impulsada por el Estado: sancionando a las empresas que habitúen este tipo de trabajo, invirtiendo en políticas de empleo que persigan la reducción del desempleo; proveyendo a las familias de ayudas económicas que faciliten la educación de sus hijos, etc.

    Inma Martínez Garcia

  10. El hecho de que un niño se vea obligado a trabajar es muy común en familias con escasos recursos y pésimas condiciones laborales, o incluso que los propios padres no tengan un empleo. Aun así, existen siempre otros medios por los cuales los padres puedan obtener alguna fuente de ingresos que evita que sus hijos tengan que trabajar desde muy pequeño pudiendo ir a la escuela y, en general, tener una vida de un niño.

    Pero desgraciadamente, sobre todo con la actual crisis económica favorece esta situación. De tal manera que muchas familias se ven obligadas a que todos sus miembros tengan que trabajar para simplemente cubrir sus necesidades más básicas. Esto ocurre, principalmente, en países subdesarrollados, como bien se comenta en el texto, dado a que el estilo de vida, tanto en recursos económicos, condiciones laborales como en políticas, etc., es muy precaria, por no decir que hay muchos de los factores que no concurren en estos países comparado con los países desarrollados. Asimismo, estoy de acuerdo con que el Estado no ayuda a eliminar este tipo de trabajo, como bien se dice, no invierte en políticas públicas y mucho menos no prohíbe a ciertas empresas la realización del trabajo infantil. Eso sí, en los países desarrollados si estamos más concienciados de esta situación y por eso hay muchas medidas llevadas a cabo, pero no las suficientes.

    En conclusión, y como ya se ha comentado, considero pertinente que dicha situación se reduciría si se encontraran unidos el Estado, la sociedad y empresas, caso que no concurre. Por un lado, el estado debería invertir en políticas de protección social y educación. De otro lado, la sociedad no está tan concienciada de este tipo de trabajo porque aunque estemos atravesando una crisis económica, no debe ser motivo para que un niño trabaje, sobre todo si existen otros medios o recursos. Finalmente, las empresas la mayoría de las veces acuden a este trabajo por “mano de obra barata”, aun así, deben introducir en sus políticas la prohibición del trabajo infantil o realizar campañas en contra de este trabajo.

    -Virginia Díaz Domínguez-.

  11. Con respecto al tema a comentar, he de decir que estoy totalmente de acuerdo en erradicar el trabajo infantil. Es cierto que quizás no todos los ciudadanos somos conscientes de que millones de niños en el mundo se dedican a trabajar y a ayudar a sus familias de la única manera que tienen, es decir, poniendo en juego las vidas de los más pequeños para que llegue un salario a casa todos los meses.
    Aunque por suerte esta situación se percibe con menos asiduidad en los países desarrollados, por el contrario, en los países subdesarrollados es una práctica que aún sigue estando muy presente en sus vidas.
    Obviamente, tanto el Gobierno como el Estado debería poner medidas para que esta situación disminuyera y en su caso, tomar medidas preventivas con el fin de que los niños, como niños que son, puedan gozar de los privilegios que les pertenecen, como lo son la educación, el juego, etc.

  12. El trabajo infantil siempre tiene efectos negativos en la vida de los niños y niñas porque afecta su desarrollo físico y mental, su salud y su vida misma si éste es peligroso o se realiza en jornadas muy largas. El trabajo infantil también interfiere con la asistencia escolar de los niños y niñas, ya que de cada 100 que trabajan, solo 62 asisten a la escuela.
    Las actividades laborales reducen el tiempo y el dinamismo para cumplir con sus actividades y deberes escolares, lo que a veces se refleja en la inasistencia, bajo rendimiento, abandono o repitencia escolar. Por el trabajo doméstico, la escolaridad de las niñas se ve más afectada que la de los niños.
    La cantidad de niños y niñas que pierden su educación formal por trabajar es un fenómeno masivo en Guatemala y afecta seriamente la productividad y competitividad económica del país. De cada 100 niños y niñas que trabajan, 67 se inscriben en la escuela, mientras que 33 no se inscriben por las siguientes razones: razones de trabajo, problemas económicos, labores domésticas, problemas con la escuela.

    José Luís Pérez López

  13. Cada vez son menos los casos de Trabajo Infantil en el mundo ya que aunque en los países menos desarrollados se sigue presentando, sin embargo en los mas desarrollados ya casi va desapareciendo por completo.
    Este fenómeno afecta directamente en la educación del niño y el sustento futuro de este, ya que se le priva de la educación y se les impide que vivan su niñez y adolescencia, siendo lo normal que este crezca jugando, aprendiendo y formándose para un futuro mejor.
    Al hablar de trabajo infantil no solo se presentan trabajos con fuerza, también se dan casos de tareas domesticas, agricultura, etc.
    El gobierno establece políticas publicas, escuelas publicas, ayudas económicas, etc. Para los padres sin recursos con hijos menores, para no favorecer asi la mano de obra infantil en el mercado de trabajo español.

  14. Estoy totalmente de acuerdo con el artículo, el trabajo infantil no beneficia más que al explotador, o es una solución a una mala coyuntura económica por la que pueda pasar una familia determinada, pero no es una solución de futuro. Actualmente en los países desarrollados esto se ha conseguido casi erradicar, a excepción de determinados trabajos que, por su especial condición, no puede lograrse identificar bien si los trabajos son voluntarios o no, como es el caso de los artistas. Pero en los países subdesarrollados o en vías de desarrollo el trabajo infantil se ve como una solución a una mala situación económica. Cuando no hay recursos ni riqueza hay falta de cultura y esto se refleja en una sociedad que antepone comer, no pasar hambre, no morir, a los Derechos Fundamentales. Las ONG realizan grandes trabajos para disminuir esta tendencia del trabajo infantil, pero lo cierto es que hasta que las grandes potencias económicas no se preocupen realmente por ello y no los dejen en el olvido, no podrá solucionarse. Es necesario educar, culturizar a la población, enseñarles a valerse por si mismos, explotar ellos sus propios recursos y generar riqueza para poder darles la oportunidad a los niños de ser eso, niños… jugar, estudiar, vivir.
    Pero todo esto solo seguirá siendo una utopía hasta que las grandes potencias dejen de invertir el dinero en poner SUS fabricas allí para conseguir una producción más barata en lugar de invertir en enseñanza, formación y préstamos para que ellos mismos monten sus fábricas y exploten sus recursos y de esta manera puedan mandar a sus hijos a las escuelas para que sean el verdadero futuro del país.

  15. Éste es un problema muy común en la sociedad de hoy. En los paises menos desarrollados, las familias ven como practicamente tienen que obligar a trabajar a sus hijos menos res de edad, este es una problema bastante grave, pues los niños deben ser lo que son, niños. Además, cara al futuro el niño verá truncadas sus espectativas profesionales, pues no tendrá una formación específica que ofrecer.
    Pero lo que más me preocupa personalmente, es que ya hace tiempo que se lleva luchando contra el trabajo infantil desde todos los estamentos de la sociedad mundial, pero en cambio, vemos como no se consigue erradicar de forma total, llegando a ser una práctica común de los paises menos desarrollados.
    En definitiva, vemos como las decidiones de los Estados y los diferentes gobiernos al respecto, no tienen el resultado que desean, no existe un patrón a seguir que acabe con el trabajo realizado por los niños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s