LA ECONOMÍA SUMERGIDA

Cuando hablamos de economía sumergida hacemos referencia a todas aquellas actividades con fines lucrativos que no son declaradas en registros oficiales, lo que se traduce en evasión fiscal, es decir, un menor ingreso colectivo de todos los españoles para nuestro beneficio. En definitiva, esta actividad lleva a no pagar impuestos lo que hace que el Gobierno recaude menos, perjudicando a nuestro Estado del Bienestar, con una escasa inversión en educación, sanidad, servicios sociales, etc., y además, una subida de impuestos que compensa la falta de ingresos al Estado.

El uso de esta práctica ha aumentado considerablemente en los últimos tiempos debido a la crisis y a todos los factores a los que hemos hecho referencia antes. Las familias tienen que satisfacer sus necesidades de alguna manera y la economía sumergida es la “bomba de oxígeno” para muchas de ellas en un contexto caracterizado por el paro y las dificultades económicas.

En definitiva, nuestro país se encuentra sometido en gran parte a la economía sumergida y esto hace que aumente el PIB. Quiere decir que por definición el producto interior bruto es la producción que se obtiene con trabajo y capital dentro de nuestro país, es decir, la producción de los bienes y servicios o la riqueza de nuestro país. Por lo que el PIB contabiliza tan sólo los bienes y no algunas de las actividades ilegales que se practican en España como pueden ser la prostitución, narcotráfico, etc. Esto es que con la economía sumergida aumenta la renta de muchas familias, aunque se trate de dinero negro, éstas consumen más, y cuando aumenta el consumo y la inversión, normalmente aumenta la producción de los bienes y el empleo.

Por lo tanto, si se tiene más dinero da igual que sea lícito o ilícito, ya que el aumento de valores monetarios hace que aumente la producción de los bienes y su consumo, favoreciendo la riqueza de nuestro país. Mientras las familias consuman bienes, las empresas produzcan en bienes, hace que aumente el PIB.

Igualmente, la inversión es muy importante en cuanto que si se invierte más, el país crece más rápido. En cambio, si disminuye implica consigo una disminución de la demanda agregada y la economía entra en recesión. Recordemos que la demanda agregada tiene relación con toda la producción de una economía, es decir, vinculada al Producto Interior Bruto. Pero vivimos en un país donde no se invierte mucho, si no todo lo contrario, la renta se gasta más fácilmente.

Asimismo, y a modo conclusión, España es un país que vive prácticamente del consumo y el dinero negro lo que ha hecho es favorecer la compra-venta de bienes y servicios, aumentando la patrimonio del mismo. Además, el consumo y producción son elementos clave para el producto interior bruto.

Anuncios

13 pensamientos en “LA ECONOMÍA SUMERGIDA

  1. En mi opinión, soy consciente de que la economía sumergida lo que conlleva es al dinero negro y que es estado no recaude, pero hay que ser realistas y gracias a este tipo de trabajo viven numerosas familias y éstas consumen y así cada vez se crean más bienes y servicios y esto favorece la riqueza de este nuestro país. Con esto no estoy justificando el trabajo no declarado, pero al no haber trabajo, esta es la única vía de escape que tienen la mayoría de las personas en nuestro país.
    María Bella Márquez Ponce

  2. esta actividad fraudulenta, viene ya desde hace mucho tiempo en nuestro país, pero si es verdad como todos ya sabemos, que desde los inicios de la llamada crisis, ha aumentado su uso, debido claramente a dos posiciones: Del lado del consumidor, para ahorrarse unos cuantos euros evitando la factura y con ello abonar el IVA, por el lado de los trabajadores, ganarse mediante algún que otro trabajito, unos pocos euros para poder seguir sobreviviendo en esta difícil situación y época que se nos ha venido encima.
    Por todo esto, pienso que ahora mismo, mas que nunca, es muy complicado acabar con este tipo de mercado sumergido.

    Alberto Pérez Vargas

  3. En primer lugar, diremos que el contribuir a la economía sumergida es un delito y, como tal, debe estar perseguido y castigado. Si bien es cierto que muchas personas en con una mala situación económica en su hogar, se ven obligados a realizar pequeños trabajos extraordinarios a fin de obtener unos beneficios extras para salir adelante, pero al fin y al cabo lo que están haciendo es trabajar. En este aspecto estoy en desacuerdo con el punto de vista desde el que se plantea el tema y con algunos de los comentarios sobre el mismo. Si una persona realiza un trabajo sin declararlo y cobrando en dinero negro ¿qué pasa, que eso no es trabajo? ¿En qué se diferencia ese trabajo de cualquier otro?. Al fin y al cabo esa persona está trabajando, independientemente de la mala situación laboral que estemos atravesando, pero está trabajando, otra cosa es que infrinja la ley y no declare esos trabajos para obtener un mayor beneficio de ellos, aunque sea en dinero negro. Visto esto, también planteamos una pregunta ¿qué pasa con aquellos que sí respetan la ley pagando sus impuestos y declarando sus facturas?, ¿por qué ellos sí y otros no?, no sería justo.
    También consideramos que aquellos que contribuyen al fraude fiscal se tiran piedras sobre su propio tejado. Si un trabajador no está dado de alta no cotiza y esto repercutirá notablemente cuando tenga que percibir una jubilación. También, si un trabajador no declara sus facturas se está enriqueciendo más él pero a la vez está empobreciendo al Estado como institución, que posteriormente se verá obligado a dar un peor estado de bienestar a la ciudadanía.

    Sara Rodríguez Díaz

  4. Desde mi punto de vista, la economía sumergida es un problema que ahora mismo predomina en el panorama español, ya que la mayoría de las familias con algún componente de los mismos en desempleo recurre a ello, no solo por que de esta manera obtienen ingresos sino por que además les permite vivir (tema que hoy en día no es fácil).
    Otro de los motivos por lo que ahora mismo prevalece la economía sumergida y que mis compañeros no han comentado (en menor medida pero se da) es la satisfacción de poder trabajar y lo que ello supone como factor psicosocial, ya que las personas que son desempleados de larga duración corren el riesgo de padecer insatisfacción al no trabajar, dando lugar en la mayoría de los casos a depresión…
    En conclusión aunque la economía sumergida sea negativa para la economía española, actualmente forma parte de la realidad social de nuestro país y para la mayoría de los desempleados la salvación.
    Lorena Gómez Rodríguez.

  5. Todos sabemos que esta práctica de economía sumergida cada vez se practica más, sobretodo en nuestro país debido a la crisis. Sabemos que muchas familias subsisten gracias a ello (trabajadores no dados de alta, facturas no declaradas, etc.) pero esto no significa que esté bien, porque entonces nunca vamos a salir de este círculo vicioso que se forma. La economía sumergida lleva a que el Estado no recaude dinero, esto lleva a recortes y reducción en políticas de empleo y volvemos a que las familias tienen que recurrir a la economía sumergida por no tener un sustento económico.
    Por lo tanto, lo que debemos de procurar es combatir esta práctica cada vez más frecuente, aunque sabemos que hoy en día es más complicado que nunca.

    Verónica Giraldo Machuca

  6. En cuanto a esta noticia, decir que soy consciente de que la situación actual en este país lleva a muchas familias a acudir a estos tipos de trabajo para poder sobrevivir.
    Ello, sin embargo, aunque enriquezca a nuestro país, supone que este tipo de personas que realizan estos trabajos, estén haciendo competencia a personas que si van de manera legal.
    Por poner un ejemplo, un constructor que paga seguridad social de los trabajadores, autónomo… no va a ofrecer el mismo presupuesto a una persona interesada en realizar una obra por ejemplo que una persona que ofrezca el mismo servicio sin hacer frente a esos gastos. Esto termina en que estas personas “quitan” el trabajo a aquellas que van por lo legal, y desde mi punto de vista no lo veo nada justo.
    Marina Orta González

  7. Debido a la situación de crisis que atraviesa la sociedad española la economía sumergida ha aumentado, pues muchas personas acude a esta economía para poder satisfacer sus necesidades y hacer frente a la difícil situación económica.
    En mi opinión, pienso que con la economía sumergida “pagan justos por pecadores”, pues la mayoría de las personas en España se ven afectadas por los recortes del Estado tanto en sanidad como en educación y la subida de impuestos debido a que el gobierno recauda menos dinero porque esta actividad lleva a no pagar impuestos. Además me gustaría añadir que aumenta a su vez los empleos precarios pues se aceptan trabajos con pésimas condiciones laborales (bajas condiciones de seguridad, no se respetan sus derechos, etc).
    Por lo que el Estado deberá de intensificar las medidas preventivas contra la economía sumergida. Como por ejemplo hacer mas inspecciones de trabajo, acciones contra el fraude fiscal.

  8. En mi opinión, pese a que la economía sumergida no sea legal, como dicen algunas compañeros, en la situación en la que actualmente nos encontramos tanto económica como social, poco a poco de forma progresiva ha originado, que las familias decidan optar por tomar esta decisión, ya que en numerosos hogares es el único ingreso que se aporta. No beneficia a nuestro país de forma general de cara al resto de países, pero sí que lo beneficia en lo personal y si nos centramos en la vida de muchas personas que no han tenido otro recurso (originado por el propio gobierno) de no declarar y no pagar sus impuestos.

  9. Economía sumergida alude a formas de trabajo, al margen del mercado y no reguladas por el Estado, aunque influidas por ambos, sin ser ilegales, y a un conjunto de actividades económicas, generalmente vinculadas, directa o indirectamente, a la economía oficial monetaria, que eluden las reglamentaciones oficiales y/o que no están registradas en las estadísticas oficiales. La economía sumergida ha crecido con fuerza en las mismas sociedades avanzadas desde la crisis de los 60/70 del pasado siglo. En España, como en otros espacios económicos, la economía sumergida no es un fenómeno reciente. La economía sumergida en España representaría más del 23% del PIB, es el equivalente a 240.000 millones de euros. El caso extremo en la Comunidad Europea es Grecia con más del 30% del PIB.

    Cristina Coca Dominguez

  10. La economía sumergida es lo que actualmente está sosteniendo esta crisis social, que no económica, que está viviendo España; y digo social porque la crisis económica está arrastrando al desánimo de la población y gracias a la economía sumergida se están manteniendo muchas familias en este país. Ciertamente tiene una doble dimensión, de un lado se encuentran aquellas grandes fortunas que eluden impuestos, no tributan, el dinero movido por el narcotráfico y el tráfico de armas además de la prostitución; y de otro lado se sitúa el dinero negro producido por aquellos que necesitan compaginar “chapuces” con la prestación por desempleo o la ayuda familiar… o sin nada, simplemente es su modo se sobrevivir; panaderías, fontaneros, taxistas “piratas”, peluqueras a domicilio, carpinteros, albañiles, comerciales,…Pero, ¿por qué no se dan de alta?
    Un cerrajero/cristalero/fontanero/albañil…. que consigue hacer pequeños trabajos por los que a lo mejor al mes consigue llegar a los 500 euros netos (ya que no tributa). Si se da de alta como autónomo si tiene más de 26 años la cuota le saldría a 261 euros aproximadamente, le quedarían 239 euros de los cuales debe descontar el dinero de la gasolina que gaste en transporte y el de los materiales. ¿Realmente una familia puede vivir con ello? ni si quiera puede hacerlo una persona. La economía sumergida es un problema difícil de solucionar para el Estado, pero una gran tabla de salvación para muchas familias.

  11. La economía sumergida es desde mi punto de vista, el problema más grave de la economía española. Hay que tener en cuenta que son trabajos que no constan dentro de ningún organismo de medición del empleo en nuestro país, cuestión que ya es de extrema gravedad.
    Lógicamente, la posibilidad que brinda este tipo de trabajo de no,pagar ningún impuesto lo hace atractivo, pero también incurrimos en el desmoronamiento de la economía nacional.
    Por otro lado, puedo llegar a entender que para un trabajador del que dependa una familia y no alcance la renta que recibe, y dada la situación de crisis existente, pues opte por este tipo de trabajo a modo de desahogar su economía familiar, pero igualmente es una práctica que hace daño a la economía nacional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s