Turismo en la capital.

El desarrollo turístico llegó a la provincia de Huelva con bastante retraso, siendo uno de los territorios costeros que más tarde se incorporó a la práctica turística nacional. Gran parte de la provincia se ha sustentado del sector agrícola durante muchísimos años y lo sigue haciendo, con un peso mayor del sector agrícola en la economía que de cualquier otra actividad. Además hay que añadir que, como capital, Huelva posee una marcada vocación industrial y hasta hace muy poco tiempo no se ha pensado en el turismo como en una fuente de oportunidades y de diversificación económica.

Si bien es cierto, que en los últimos años la ciudad de Huelva ha experimentado un incremento  en la oferta y en el número de visitantes, sirviéndose de su cercanía con los municipios costeros. Es innegable que el destino turístico de la capital está estrechamente vinculado al de la provincia, y es que muchos de los turistas que se encuentran en las playas de la provincia, terminan visitando la capital, esto hay que aprovecharlo prestando servicios al visitante y emitiendo una buena imagen turística..

En 2009 se propuso un plan estratégico de turismo sostenible para la ciudad de Huelva, configurado en torno a una serie de objetivos, estrategias y proyectos específicos. Pese a que con la crisis económica, se ha visto limitado presupuestariamente el plan, se está ejecutando parcialmente y está sirviendo para orientar las acciones del consistorio capitalino en lo referente a esta materia.

Los objetivos que marcan el plan son los siguientes:

-Creación de nuevos productos turísticos y mejora de los ya existentes (potenciación de la oferta).

-Creación, mantenimiento y mejora del espacio y de los servicios turísticos.

-Definición de una estrategia de promoción y comercialización coordinada.

-Potenciación de una alianza ciudadana.

Aunque en el último quinquenio las diferencias han disminuido, la tardía conciencia del rol turístico en la capital, refleja la considerable distancia en la que Huelva se encuentra del promedio nacional como destino urbano.  Además, la crisis ha acentuado el escaso papel del sector en la economía local.

Para lograr un aumento  en el turismo urbano de la capital onubense, se podrían tomar una serie de medidas encaminadas a una generación de sinergias con el desarrollo turístico de la provincia en su conjunto, tratando de buscar un fortalecimiento mutuo. Buscar un turismo responsable, que se desarrolle dentro de las pautas de la sostenibilidad (económica, social y ambiental). Además de la cercanía con los puntos costeros de la provincia, también es interesante vender la cercanía de la capital con el Algarve portugués y facilitar los desplazamientos y transportes de este enclave. Abrir la oferta de actividad turística, y sentar las bases para el desarrollo de turismo de compras,  turismo gastronómico, turismo cultural, turismo de cruceros, etc.

La gastronomía es un recurso importante con el que Huelva cuenta, que no hay que pasar por alto, además del clima, la costa y el sol. Y es que, con consistencia y a largo plazo, Huelva se podría llegar a convertir en un importante destino turístico gastronómico.  Para ello es necesario que la sociedad tenga una visión compartida y convicción, que las administraciones fomenten la imagen y la promocionen, que el sector privado (hostelería) mantenga unión y cohesión, y que a largo plazo se lleven a cabo acciones coordinadas, con eventos gastronómicos de diverso tipo.

Anuncios

2 pensamientos en “Turismo en la capital.

  1. Históricamente la ciudad de Huelva ha realizado una apuesta clara por reforzar el carácter empresarial de su propia economía local, como vía de desarrollo y crecimiento de la zona y como posible salida profesional de su población, garantizando la generación de un volumen, más que considerable, de puestos de trabajo. Estrategia que, en sus inicios, parecía apropiada, duradera y viable de cara a la consecución de los objetivos estratégicos marcados aunque, no obstante, tal y como se ha demostrado, una vez transcurrido un período de tiempo más o menos considerable, desde la implantación, en un primer momento, de esta estratégia de desarrollo, basada en la industria como motor principal de la economía local de Huelva ha generado unos costes ambientales bastante considerados y unas consecuencias climáticas notables.
    Es decir, hay que replantearse de nuevo los posibles pros y contras que han conllevado la apuesta, por parte de los organismos públicos , por la industrialización intensiva en la que se sustenta su propio tejido empresarial olvidando, en muchos casos, la problemática de la sostenibilidad medioambiental a largo plazo conforme a los propios límites del entorno.
    Parecería lógico que, ante este panorama, se realizará una apuesta firme y contundente por uno de los sectores económicos en que, en mi opinión, la ciudad de Huelva en particular y la provincia en general ostentan una situación de partida bastante beneficiosa.
    El turismo, por tanto, aparece como una vía alternativa a la estratégia de industrialización, ofreciendo diferentes variedades en su conjunto, en relación a las virtudes que ofezcan los diversos territorios y áreas geográficas para los usuarios de sus servicios y visitantes.
    Además, a través de la atracción y acogida de los posibles contingentes de turistas, se incrementarían las ventas locales por el mayor consumo de éstos y, de algún modo, se incrementaría el peso específico de Huelva en el sector de ocio y turismo de manera ostensible,

    Manuel Jesús Rodríguez Jerez

    • Me gusta mucho esta entrada porque considero que el turismo en la zona de Huelva es la mejor salida que tenemos para el empleo, pues la agricultura por diversos motivos (la competencia con otras zonas, el clima, los precios, la calidad del fruto, etc) no mejora, y que decir de la pesca que cada vez cuesta más recoger los recursos del mar, teniendo en cuenta los altos gastos que hay que soportar, tales como gasoil, seguros sociales y salarios del personal, etc. que da lugar a que los ingresos no sean suficientes para cubrir los gastos y así obtener beneficios aceptables.
      Vivimos en un lugar privilegiado en la provincia de Huelva, aunque pienso que no sabemos valorar lo que tenemos, bien sea por el localismo o porque no se respeta el territorio y el medio que tenemos con atractivos singulares, con recursos que son convertidos en un producto, cambiando el paisaje y su morfología territorial, poniendo en peligro los atractivos de la provincia de Huelva. Lo ideal, como menciona el compañero es que el turismo sea una alternativa a la estrategia de industrialización, “ofreciendo diferentes variedades en su conjunto, en relación a las virtudes que ofrezcan los diversos territorios y áreas geográficas para los usuarios de sus servicios y visitantes”.

      El espacio turístico se ha incrementado desde los años sesenta, pero existe escepticismo ante su estabilidad y su capacidad de base en las políticas de desarrollo territorial.
      La realidad es que el turismo genera siempre los ingresos en las áreas más desarrolladas, y de hecho se produce siempre en subida o mantenimiento del nivel de renta, pero no necesariamente del valor añadido. Por ello es necesario partir del concepto de desarrollo sostenible. Así para que haya desarrollo endógeno a través del turismo es necesario: Satisfacer la demanda; la financiación interna del sector; la existencia de una política regional adecuada. Así, la primera premisa en la planificación y gestión de los territorios turísticos reside en no hipotecar irreversiblemente su calidad paisajística, territorial y ambiental, como ocurre con actuaciones en nuestras playas, paisajes, monumentos, siendo necesario tener en cuenta la sostenibilidad y diseños adaptables a las coyunturas turísticas. Para ello es necesario atender a dos elementos fundamentales: el nivel de densidad urbanística de ocupación y los espacios públicos.
      Así pues, para un desarrollo endógeno en Huelva a través del turismo es necesario satisfacer la demanda, porque si no, se escapa el desarrollo; financiación interna del sector, creación de empleo local, inversiones paralelas; política regional adecuada para garantizar efectos beneficiosos (desarrollo turístico de Huelva, de sus pueblos, centros de atracción turística y zonas rurales).
      Por último decir, que es necesario partir del desarrollo sostenible o sustentable para alcanzar metas de desarrollo sin agotar los recursos naturales y culturales ni deteriorar el medio ambiente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s