EDUCACIÓN AMBIENTAL A NIVEL LOCAL

La educación ambiental es uno de los puntos fuertes que se debería desarrollar en el ámbito local, pero sin embargo una de las deficiencias que se han arrastrado desde hace años es su casi  exclusiva orientación naturalista, en detrimento de los ámbitos urbanos y con ello de los problemas que el funcionamiento de las ciudades originan. Asumir esta debilidad no supone renunciar a la intervención de espacios naturales o agrarios pero sí obliga a dirigir la mirada hacia lo urbano, para que los municipios mejoren la calidad ambiental y social de sus territorios.

Para saber a lo que nos estamos refiriendo concretamente se deberá tener claro el concepto de medio ambiente, que según el documento expuesto por Naciones Unidas es el conjunto de componentes físicos, químicos, biológicos y sociales capaces de causar efectos directos o indirectos, en un plazo corto o largo, sobre los seres vivos y las actividades humanas; si es cierto que este concepto surge a la vez que la humanidad asume que debe cambiar su modo de actuar, dado que sus acciones están generando problemas que repercuten sobre la vida en el planeta y el propio planeta. A groso modo la humanidad debe cambiar su modo de organización y actuación para poder garantizar el buen funcionamiento del medio ambiente, planteándose objetivos y metas que no sean exclusivamente temas naturalísticos sino acciones más complejas.

Por tanto la educación ambiental se define como aquella que pretende lograr que la población mundial tenga conciencia del medio ambiente y se interese por él y por su problemas conexos y que cuente con los conocimientos, aptitudes, actitudes, motivaciones y deseos necesarios para trabajar individual y colectivamente en la búsqueda de soluciones a los problemas actuales y para prevenir la aparición de otros nuevos; Fue A partir de los años 70 las Naciones Unidas quién abanderó el desarrollo de esta corriente educativa, impulsándola y promoviéndola como una herramienta eficaz y necesaria para resolver los problemas ambientales.

Las ciudades son el primer lugar donde se debe desarrollar los profundos esfuerzos educativos ambientales por muchos motivos: por sus limitadas dimensiones espaciales, por la visibilidad de muchos procesos, por la relaciones sociales cercanas… etc, y por la posibilidad de ordenar de mejor forma el principio de precaución por su inevitable desarrollo social, económico y urbanístico; en donde se identificarán los problemas medioambientales con mayor facilidad y mejor búsqueda de soluciones

En consideración con lo expuesto, las distintas localidades deberán crear un proyecto para la mejora de la educación ambiental, mediante los administradores locales, pero como consejo fundamental, lo deberán hacer junto con la colaboración de la ciudadanía local para poder definir mejor las peculiaridades del mismo; por ello como primer punto antes de la realización del proyecto, deberán abrir un proceso de reflexión y acción sobre las posibilidades de desarrollo, evaluando las necesidades y oportunidades existentes en cada municipio; una vez realizadas esas premisas deberán construir el proyecto que constará de una serie de etapas:

ETAPA 1. De los problemas al diagnóstico

ETAPA 2. Identificación de los agentes clave

ETAPA 3. Definición de  los objetivos

ETAPA 4. Planteamiento de acciones

ETAPA 5. Conseguir recursos

ETAPA 6. Ejecutar lo planeado

ETAPA 7. Evaluar el trabajo realizado

ETAPA 8. Proposición para el futuro

Como conclusión las ciudades de España deberán orientarse hacia escenarios más sostenible para resolver los problemas medioambientales, sociales y económicos que afectan a la calidad de vida de los ciudadanos y conseguir un urbanismo que fomente el modelo de ciudad compacta, compleja y cohesionada socialmente, para fomentar el ahorro energético, la movilidad sostenible, la construcción eficiente energéticamente y que desarrolle la implantación de energías renovable a nivel local

Anuncios

2 pensamientos en “EDUCACIÓN AMBIENTAL A NIVEL LOCAL

  1. Desde mi punto de vista creo que es necesario un gran esfuerzo de concienciación en la población para asumir que el problema ambiental no es únicamente estético, sino una cuestión que afecta a la propia supervivencia de la humanidad. El deterioro ambiental compromete gravemente la conservación del desarrollo y bienestar social conseguido hasta ahora, así como el que podamos otorgar a las generaciones venideras.

    Por lo tanto hay que asumir responsabilidades, modificar actitudes, adoptar nuevos valores y hábitos, y en todos ello la educación es un elemento clave. Es un instrumento que va más allá de ser un objetivo en sí mismo para convertirse en un elemento para sensibilizar, formar y capacitar a las personas en la asunción de toma de decisiones y la acción hacia la sostenibilidad.

    Para lograr la sostenibilidad se requiere primero pensar globalmente y posteriormente actuar localmente, contando con una ciudadanía participativa y partidaria del mejoramiento de las condiciones medioambientales en el ámbito global que busque fortalecerse a través de relaciones institucionales. Y es que la educación ambiental en tareas relacionadas con las problemáticas ambientales en entornos urbanos y rurales, favorece la implicación de colectivos sociales en los cuales los principios de la educación ambiental carecería de sentido. Es necesaria por tanto la implicación de estos colectivos, fomentando la participación activa de los mismos en los cambios que supone la introducción de las nuevas políticas de educación ambiental en las entidades locales (sindicatos y empresarios, medios de comunicación y asociaciones de protección ambiental.

  2. Desde mi punto de vista, yo también soy de los que piensa que se ha de llevar cabo una labor pedagógica sobre el sostenimiento en cuanto al medio ambiente se refiere, ya que este es el motor principal para que una sociedad pueda habitar en cualquier lugar del planeta. Esta labor pedagógica se ha de llevar a cabo desde la base, a lo que me refiero es en las escuelas e institutos, pero también siendo muy importante la concienciación dentro de todos los hogares. Todo esto hará posible que se adopten una serie de valores y principios para la sostenibilidad del planeta.
    Por lo que cabe decir que; desde las administraciones e instituciones se debe crear y poner en marcha proyectos , ideas y mecanismos que pongan en marcha una serie de valores que permitan llevar a cabo estos proyectos sin que alteren la forma de vida de la sociedad de una forma radical.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s